#4 – El Desafío De La Producción En Nuestro Rock. Parte IV – El Productor Ejecutivo

¡Lo mejor para el 2021!

¡¡¡Y se va la 4a!!! Pero antes de meternos de lleno en el tema de hoy vamos a hacer un repaso de lo que hemos visto en las columnas anteriores para retomar el hilo de nuestros encuentros.

En la primera edición del 13/02/21, nos planteábamos el tema disparador: “El Desafío De La Producción En Nuestro Rock”, y comenzábamos el tour por los conceptos de producción, producir y de qué manera éstos se aplican a la música.

En nuestro segundo encuentro del 27/02/21, ya nos metemos de lleno en lo que es el productor artístico o productor musical y sobrevolamos a nuestra manera los aspectos tanto del productor como del artista. Hacia nuestro tercer artículo del 13/03/21, nos fuimos a descubrir qué es el A&R, artista y repertorio.

Antes de comenzar quiero contarles que este artículo antes que uds lo vean, tuvo una revisión muy importante, y es por eso que quiero agradecer a dos amigos que me han aportado su experiencia como productores ejecutivos para poder ampliar y desarrollar más en detalle y de forma quirúrgica el concepto de productor ejecutivo: mi agradecimiento a Andrés Burghi, ex baterista de La Tabaré y productor ejecutivo del álbum Chapa, Pintura y Lifting de la misma banda, y por otra parte a Rudy Matus, director y productor ejecutivo del festival Marea Rock de la ciudad de Valdivia, Chile. También quiero mencionar a mi tocayo Gabriel Ordeix, destacado guitarrista y representante de las marcas Ibanez y Laney en Uruguay. Gracias al aporte de ellos, he podido desarrollar más en profundidad y ampliar la visión de lo que nos atañe en el espacio de hoy: el productor ejecutivo.

 

  1. Primero lo primero: ¿Qué es el productor ejecutivo?

Parecía una definición muy simple y directa en mi primer abordaje al tema. El productor ejecutivo, en la idea más tradicional o extendida, se refiere al que financia un proyecto, o sea el financista o capitalista. Éste puede ser una persona, o un colectivo, o una empresa u organización. Es la figura que pone o habilita los recursos económicos para el emprendimiento discográfico y quien supervisa o arma un equipo para coordinar todos los aspectos vinculados a la producción del trabajo discográfico.

Para entenderlo de forma profesional debemos destruir la imagen del codicioso y avaricioso director del sello que “pone y quiere el dinero, más las regalías, más dos volúmenes de tu sangre previa firma de un pacto por tu alma”. Necesitamos escapar de ese folclore cartoonesco.

Por otra parte, y aquí viene lo bueno y lo que he sintetizado en varias charlas con productores ejecutivos, es la figura que coordina y gestiona la ejecución del proyecto, independientemente del financiamiento. Esto nos lleva a entender al productor ejecutivo como más un gestor, director o gerente del proyecto. Involucra todas las tareas referidas a la ejecución del proyecto, la coordinación, la administración de los fondos y, en cierta forma, la supervisión general de que todas las fases del proyecto (discográfico) se ejecuten y realicen de acuerdo a lo previsto.

Lo que queda como una figura aparte es “el capitalista”, es decir, quien financia o de donde se financia el proyecto.

 

  1. ¿Cuáles deben ser los roles del productor ejecutivo?

El productor ejecutivo de un proyecto debe “supervisar el juego en varias canchas”.

  • Desarrollar y controlar todas las etapas del proyecto discográfico.
  • Tener capacidad de articular y dialogar con el artista y todos los involucrados en el proyecto en todas las áreas.
  • Controlar los tiempos de cada etapa del proyecto y hacerlos cumplir.
  • Encargarse de disponer de los fondos del proyecto y administrarlos. En caso de no tenerlos, buscar la forma de financiamiento.
  • Controlar los aspectos editoriales propios del proyecto.

En la visión clásica del productor ejecutivo, se considera la financiación del proyecto. Lo mencionamos, pero desde nuestro análisis preferimos separar las figuras de productor ejecutivo del financista o capitalista del proyecto.

 

  1. ¿Quiénes pueden desempeñar el rol de productor ejecutivo?

La figura de productor ejecutivo no siempre está internalizada como tal en las producciones discográficas. En la mayoría de los casos de los artistas emergentes, es asumida por el propio artista o por el sello en caso que los hayan “fichado”. Sin embargo pueden darse escenarios donde haya sello, pero simplemente se encargue de una etapa de edición, y haya aspectos referidos a la gestión del proyecto, y que la figura del productor ejecutivo sea otra u otras personas. Veamos quiénes pueden desempeñar ese rol.

  • El propio artista, sea en colectivo o uno de forma individual.
  • Un allegado al artista.
  • Un productor externo contratado por el artista o su producción.
  • El productor artístico como servicio adicional al proyecto.
  • Una agencia artística que tiene al artista en su roster (plantilla) y brinda el servicio de producción ejecutiva.
  • El manager del artista.
  • El sello discográfico.

 

  1. Características que debe tener un productor ejecutivo

En este punto vamos a trazar un perfil profesional del productor ejecutivo, con las características que debe tener al momento de evaluar a una persona.

  • Conocer el metier del que se habla. En este caso el proceso de producción discográfica y tener claro todas sus etapas. Esto no quiere decir que deba saber photoshop o manejar un compresor valvular. Debe conocer todas las etapas que hacen a la producción del mismo.
  • Experiencia en manejo de proyectos.
  • Poder armar equipos y coordinarlos.
  • Capacidad de diálogo y articulación y negociación con los involucrados.
  • Ser ordenado para visualizar y controlar cada etapa del proyecto y poder desarrollar cada una en paralelo sin que esto las afecte de forma individual.
  • Contactos en la industria musical.

 

  1. Vayamos a fondo o a los fondos ¿De dónde pueden provenir?

Como explicamos en el punto 2, productor ejecutivo y financista o capitalista del proyecto no son  lo mismo en término de roles. Es por eso que vamos a plantear diferentes escenarios de financiación de un proyecto y vamos a ver que algunos de ellos van a coincidir con la figura del productor ejecutivo, pero repito. Analizamos roles, que pueden ser desempeñados por una persona o varias, que pueden cumplir uno o más roles en la producción del proyecto.

  • El artista a nivel colectivo: Es cuando la propia financiación del proyecto la lleva a cabo el total de integrantes de la banda. Ahí se habla de un proyecto autofinanciado, que no es lo mismo que autogestionado.
  • Un integrante de la banda: He ahí cuando uno decide poner el dinero de su bolsillo. Puede suceder que no quede claro que es la banda o un integrante. Normalmente para afuera se dice que es autofinanciado, pero en realidad no lo es.
  • El sello discográfico. El modelo tradicional y que añoran muchos. El sello es el inversor en el proyecto. El artista no pone dinero y realiza una asociación plasmada en un contrato que puede ser desde elástico hasta una suerte de cárcel legal en función de lo que se negocie y se acuerde.
  • Crowfunding: El concepto que en nuestro idioma sería como financiación de masas, también es conocido como micromecenazgo, financiación masiva, financiación en masa o por suscripción, financiación colectiva o microfinanciación colectiva. Es un modelo ya no tan nuevo que permite al artista recolectar fondos a través de donaciones y poder llegar a disponer de la suma requerida para llevar adelante el proyecto. Para ello se hace una convocatoria abierta con todo el plan de trabajo detallado y se otorgan beneficios para aquellos donantes que son los primeros o que invierten montos mayores. Si bien la banda autogestiona el proyecto, lo debe hacer de acuerdo a lo estipulado en las condiciones del crowfunding.
  • Familiares / amigos. ¡Vaya! parece de sentido común pero… esta opción aparece, juega sobre todo en proyectos que se inician. No siempre se precisa rendir cuentas, aunque no es responsable y no ayuda al desarrollo y madurez del proyecto hacerlo.
  • Fondos concursables: Esta opción de financiamiento generalmente provienen de organismos u organizaciones vinculadas al Estado o a sectores que tienen por fin la promoción de la cultura. No es jugar y cobrar. Hay que presentar proyectos muy detallados y planes de producción que se deben cumplir sí o sí, so pena de acciones y devolución del dinero.
  • Concursos o certámenes: Muchos concursos de bandas que ofician de cazatalentos o  A&R (por más información te invito a ver la columna #3), ofrecen como premio la grabación de un disco, por lo que el proyecto se financia solo pero… siempre hay un pero, no siempre la titularidad o los derechos de las grabaciones son del artista. Eso es propio de cada caso.
  • Un productor artístico: Y puede suceder que el mismo productor artístico lo financie porque vio en el artista posibilidades de desarrollo y decide asumir los costos de grabación en su estudio o rentar uno.
  • Un fan o grupo de fans. Esto puede llegar a darse y ahí hay que ver qué esperan ellos de ese apoyo, si lo hacen por mecenazgo o como inversión económica. Por eso lo separamos del crowfunding puro.
  • Y no podía faltar el productor ejecutivo mismo, que al tener la vista del proyecto, puede llegar a ser una opción, si dispone de los fondos. En este punto, es donde sucede la confusión a nivel general, ya que muchas veces el financista, asume el rol del productor ejecutivo. Este modelo se dio con la figura del viejo modelo de los sellos discográficos, donde el sello absorbía muchísimos roles, como el financiar, decidir productores artísticos, dirección de arte, marketing, fabricación y distribución, entre otros.

Si bien pueden llegar a darse otros financiadores, pueden también darse combinaciones, negociaciones o acuerdos entre varias de las opciones.

 

  1. Entonces… 

Entonces, vamos a aterrizar conceptos a modo síntesis.

  • El productor ejecutivo no necesariamente es quien pone el dinero.
  • Se puede dar que el productor ejecutivo sea el capitalista del proyecto.
  • El productor ejecutivo supervisa y se encarga de que el plan maestro del proyecto se lleve a cabo.
  • ¿Es un gestor? Sí. Pero no con esa denominación, pero realiza la gestión de todos los procesos del proyecto.
  • ¿Hay que pagarle? Como a toda tarea. ¿Te planteás esta pregunta para el estudio de grabación?
  • ¿Debe figurar en los créditos del disco? Por supuesto.
  • Pero no tiene nada que ver con el productor musical o artístico. Definitivamente, no. El productor ejecutivo no determina aspectos artísticos. Puede, a título personal, conversar con todas las partes y brindar opiniones.

Conclusión: ¿Son necesarios los productores ejecutivos para el desarrollo de nuestro rock?

Y llegamos al final de esta edición y la pregunta inicial es la que vuelve a resonar.
¿Es un desafío para nuestro rock entender la figura de un productor ejecutivo?
– ¡Absolutamente! ¡Porque existe aunque no tengas idea!

¿Es necesario que exista una figura en todo esto para el tamaño de nuestro mercado?
– Sí. Porque los roles existen por la propia naturaleza del proyecto. Todas las tareas que hace un productor ejecutivo, alguien las hace. Sea para el disco más independiente o sea para un lanzamiento masivo. Pero las tareas siempre se deben cumplir. Sino no habría proyecto. Éste es el punto en cuestión. Esta serie de artículos no pretenden obligar a nadie a que incluyan a alguien especializado o que se deban modificar los procesos de los discos. Pero muestran que para que un disco esté en la calle, todas estas tareas, todos estos roles, alguien los asume. Sea la banda, en colectivo, sea ese integrante voluntarioso que se mete de lleno en “sacarlo a como sea”, pero las tareas sí o sí deben realizarse.

– ¿Y qué pasa si el artista no quiere sacar un disco porque se concentra en producciones de otro tipo como singles, eps, videos?

Antes que nada quiero agradecer muy especialmente a mi tocayo Gabriel Ordeix, quien me hizo este planteo. Bueno… es exactamente lo mismo. El proyecto, puede ser una producción de un conjunto de canciones, una canción sola, un video… es decir… hay una producción, quizás no estrictamente discográfica. Pero el rol del productor ejecutivo y su función se mantiene en términos generales adaptado al proyecto en sí.
Entonces Brik… la pregunta que planteás como conclusi… (me interrumpo)

– Sí… sí (sin tono de Cometa de la Farola, por favor). Sí… definitivamente son necesarios los productores ejecutivos para el desarrollo de nuestro rock. Y la respuesta cae por su propio peso. Totalmente. Conocer cada rol y profesionalizarlos va a elevar el estándar de calidad. Entendamos profesionalizar como agregar conocimiento y sapiencia a cada tarea, sea por la contratación de profesionales especializados o sea por la capacitación del propio artista en el control y desarrollo de su obra. Puedes armar equipos si tu infraestructura o fuerza económica te lo permite, o hacerlo vos mismo. Pero lo que resulta inevitable es que cada vez más se requiere mejorar los procesos de lo que hace a la realización de un proyecto discográfico. Eso es bueno para todos los involucrados, es bueno para el artista, es bueno para el proyecto y, en definitiva, es bueno para el rock.

¡Lo mejor para el 2021!

* * * Si te gustó este artículo y te parece que puede ser de utilidad para la comunidad, te invitamos a compartirlo.

 

Separata: Te dejo algunos pequeños desafíos.

Para cerrar esta charla, quiero dejarles algunas preguntas abiertas para que las piensen, para que conversen con sus amigos, músicos, mate / cerveza de por medio, ya sea en las redes o mano a mano y sobre todo… para que te hagas las tuyas propias.

  • ¿Cuántos discos uruguayos tienen en su reverso la referencia a productor ejecutivo?
  • Como escucha o público, ¿tenías claro lo importante de la figura del productor ejecutivo?
  • En tu caso, lector, ¿te sentiste involucrado en algún aspecto con este concepto?
  • Si eres músico… ¿ya trabajaste con un productor ejecutivo?
  • ¿Fuiste productor ejecutivo sin tener idea de que lo eras?
  • Si eres músico (nuevamente)… ¿consideraste trabajar con un productor ejecutivo?

Gabriel Brikman (área 51)

 

 

 

músico / productor / comunicador / gestor cultural

Responsable del proyecto de comunicación Distorsión

http://www.distorsion.uy/

YouTube: http://www.youtube.com/distorsionuy
Instagram @distorsionuy
Fanpage: http://www.facebook.com/distorsionuy
Twitter: http://www.twitter.com/distorsionuy

email: brikdata@gmail.com