Detallados artículos del guitarrista Ramón Aloguín, perteneciente a las bandas de blues Rescate y La Incandescente Blues Band.

¿Qué pasó con la industria musical a finales de los ’70s que involucra a estas tres cosas? En primer lugar, la cultura rock había creado artistas de peso, con influencia en la ideología de quienes lo escuchaban. Es decir que teníamos músicos y grupos que además veían aumentado su poder de negociación ante la industria, y llevaban tiempo obligando a ésta a mejorar sus condiciones económicas en sus acuerdos con ellos. Los músicos comenzaban a costarle más caros a la industria.

Hay discusiones en rock que son tan viejas como “Rock around the clock” (o como “Rocket 88”, para quienes piensan que el rock and roll comenzó allí). Por ejemplo: ¿es mejor escribir los solos de guitarra y tocarlos siempre igual o es obligatorio improvisar? Vaya discusión más inútil, ¿no?

Quienes peinamos canas ya, hemos conocido hace más de 40 años (tengo 55) una industria musical muy diferente a la actual (la 2.0). La razón por la cual esta última acaba naciendo no es exclusivamente tecnológica (que es la explicación oficial que se nos ha dado), sino que es también económica: la cadena de valor de la industria musical 1.0 estaba irreparablemente rota hacía bastante tiempo.

Hola a todos: Después de tanto tiempo, y a punto ya de cumplir los 55 años, retomo un contacto más directo a través de esta oportunidad que Sólo Rock me da.
Con vuestra paciencia mediante, he bautizado esta columna con el nombre de NOTAS LIBRES, por diversos motivos; los cuales intentaré resumir.
Intentaremos mirar al rock y al blues desde una perspectiva algo diferente. Que esta visión no se ciña estrictamente a lo musical, sino que también sume otras cosas, como por ejemplo, contextulaizar un artista o disco con el momento que le tocó vivir; social y económicamente.