¡Buenos días a todos! Hoy les voy a hablar de una de las bandas uruguayas más longevas en actividad, innovadora en su momento, incorporando al rock y mezclando tango, chacarera, malambo, ritmos de murga y más: La Tabaré. Me voy a centrar en su segundo trabajo del año 1989, Rocanrol Del Arrabal. Este segundo trabajo sería desequilibrante en su discografía y en su incidencia popular dentro de sus seguidores, como también dentro del público que estaba siguiendo la primera generación de bandas de rock, pasada la dictadura.

Hace un buen tiempo, que en todo lugar donde se reúna gente vinculada al rock es tema frecuente hablar del estado de la música actual. Así que en Redes Comunicantes nos metemos en ese tema, a ver si surge algo. ¡Que los jóvenes de ahora escuchan basura, que esto no es música, que parece mentira esto o aquello, que es una vergüenza esto otro, que el rock ha muerto y ponete el poncho que está fresquito!

“Te produzco y publico el disco con la condición de que yo toque la guitarra”, le dijo Watt a Iggy en un solitario bar de Miami que desafiaba el estricto confinamiento. “OK, vamos a incendiar la pradera”, no demoró en responder Iggy, saboreando una deliciosa taza de café cubano.

La escritura es un largo y pausado camino lleno de aprendizajes y sensaciones encontradas. A finales de la década del ’80 con unos amigos en el liceo 26 y de forma totalmente amateur e influenciados por el espíritu de la época, nos animamos a editar una revista subte. Así di los primeros pasos en esto de escribir sobre cultura y hacer las primeras entrevistas. Eso me llevó en 1990 a ingresar en la vieja UTU de periodismo. Terminado el curso y después de varios años de golpear puertas en algún medio de prensa, en el año ’93, me aceptaron una nota. Fue en la revista Graffiti, una prestigiosa revista cultural de aquellos años. No cabía en mí de alegría. Fue mi primer trabajo impreso.

Puedo recorrer los discos con ustedes, como un cronista de la época. Lo que no puedo es despojarme de lo que significó para mí. Ya nació cerca de la música. Hijo único del productor fonográfico João Araújo y de la cantante Maria Lúcia Araújo. Hasta ahí no me dijo nada.

¡Buenos días a todos! En mi última entrega de 2022 del rock nacional de todas las épocas, les voy a hablar de Psiglo… Esta historia comienza en un bar montevideano en los tempranos 70’s, donde cinco amigos, César Rechac (bajo), Luis Cesio (guitarra), Jorge García Banegas (teclados), Carmelo Albano (batería) y Julio Dallier (voz), luego de comer unas pizzas, deciden formar un grupo de rock… César Rechac escribió «Siglo» en una servilleta, que según Gonzalo Farrugia, baterista amigo y posterior integrante de la banda, era el nombre que figuraba en el bombo de un sueño que había tenido. A Jorge García Banegas le pareció que le faltaba algo que le diera «magia» al nombre, entonces tomo el bolígrafo y le agrego una «P»… «Psiglo»…

En esta sección que dimos en llamar ¡La pregunta! buscamos la opinión de gente del ambiente sobre determinada cuestión planteada a través de una pregunta. Sus respuestas, hilvanadas por un artículo sobre el tema, se reproducen a continuación. Para esta oportunidad, la pregunta fue: ¿Qué Le Sobra Al Rock Nacional? Nos dieron sus opiniones Gabriel González (Curbelo y Los Mutantes, Ciudad Orsai), Soledad García (Regina), Sebastián Cobas (Cormoran), Claudia Piretti (Dr. Rocka), Joselo De Olarte (Los Oxford), Rosana Bilbao (comunicadora en Maldito Domingo – Emisora El Puente FM 103.3), Carlos Casacuberta (Peyote Asesino), Guzmán Vila (Kamikaze) y Camarón Bordagorry (Estadoculto).

Como muchos de uds. imaginarán, en Sólo Rock tenemos un grupo de Whatsapp donde participan la mayoría de los columnistas. Ahí intercambiamos opiniones, información, datos y varios etcéteras más, como pasa en la mayoría de estos grupos virtuales. Un tiempo antes de que Néstor Imbriani falleciera, el 8 de junio más precisamente, se dio una charla disparada por unos comentarios de Ramón Aloguín (“Uruguay ha penalizado todo aquello que fuese diferente. Y la música no es una excepción”) sobre un artículo que escribiera Ingrig Luna sobre géneros como el electro dark, industrial, electrónica y gótica. La participación de Néstor fue tan clara y brillante que todos estuvimos de acuerdo en que sus audios deberían transformarse en columna. Quedamos en trabajarla desde Sólo Rock junto con él, pero el tiempo no nos ayudó a hacerlo en vida de Néstor. De cualquier manera, entendemos que es importante compartir los pensamientos de Néstor con nuestros lectores, de forma escrita como lo hacemos habitualmente, pero también con esos audios suyos que son un testimonio viviente de la calidad de un grande como lo fue Néstor.

En esta sección que dimos en llamar ¡La pregunta! buscamos la opinión de gente del ambiente sobre determinada cuestión planteada a través de una pregunta. Sus respuestas, hilvanadas por un artículo sobre el tema, se reproducen a continuación. Para esta oportunidad, la pregunta fue: ¿Qué Le Falta Al Rock Nacional? Nos dieron sus opiniones Gabriel González (Curbelo y Los Mutantes, Ciudad Orsai), Soledad García (Regina), Sebastián Cobas (Cormoran), Claudia Piretti (Dr. Rocka), Joselo De Olarte (Los Oxford), Rosana Bilbao (comunicadora en Maldito Domingo – Emisora El Puente FM 103.3), Carlos Casacuberta (Peyote Asesino), Guzmán Vila (Kamikaze) y Camarón Bordagorry (Estadoculto).