RESEÑAS DEL MATERIAL NUEVO DESTACADO + DISCOTECA BÁSICA, CON UN REPASO DE LOS MEJORES TÍTULOS.

La placa contiene doce cortes con una duración total de poco más de 40 minutos. Su productor es quien ya viene trabajando con la banda, Brendan O´Brien, y el mezclador e ingeniero de sonido, Mike Frasier. Su sonido en general es el ya conocido, lo que da pie a la ya clásica acusación del siempre presente “sordo troglodita”, que es el primero en arrojar la piedra al grito desenfrenado de: “Otro disco igual a los anteriores”. Decimos SI, y gracias al Dios Orfeo continúan por esa línea, porque apartarse del camino por el cual saben manejarse implicaría la extirpación del tímpano para sus escuchas.

Vemos que muchas veces las denominadas “frases hechas” lamentablemente, en la mayoría de los casos, resumen una realidad que tiene una cabal aplicación en la cotidianidad que nos envuelve. Ejemplo de ello podrían ser: “Todo tiempo pasado fue mejor” o “Debemos aprender del pasado para no repetir los errores” entre otras tantas. Y este es el caso del evento que hoy estamos conmemorando. Se cumplen 40 años de publicado el disco Back in Black. ¿Por qué la historia no se repite, por qué la banda no pudo sacar otro disco igual? ¿Todo debe quedar en aquel añorado pasado? ¿No pudieron cometer otro error como aquél, siendo que es el hombre el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra?

Para comienzos de 1990 la banda ya estaba conformada y estaba grabando su primer disco. El 25 de Junio de 1990, hace exactamente 30 años, el disco estaba pronto y salió a las calles. El disco es en realidad la conjunción de aquellos dos EP de las bandas antecesoras a Deicide, más la agregación del tema que da nombre al disco y homónimo a la banda, más el tema Mephistopheles.

El Load, publicado un 4 de junio de 1996, es un disco muy polémico que dividió aguas entre los seguidores del grupo y hasta con el público en general del rock. Fueron momentos muy duros para los acérrimos fanáticos de la banda que no podían entender la música, ni mucho menos la nueva apariencia y el catálogo de fotos que el disco tiene. Los fans de la primera época no sabían si hacerse le harakiri o salir a quemar los discos y las fotos de la banda en la plaza pública.

El álbum, el segundo de la banda, que lleva el nombre de un himnario sureño posterior a la Guerra Civil, The Southern Harmony And Musical Companion, entró en la lista de álbumes de Billboard de EEUU en el número 1, vendió millones de copias, y según palabras de Chris Robinson: “Fue nuestro verdadero éxito y creo que con las personas que están en The Black Crowes, es nuestro mejor disco, nuestro álbum clásico”.

Mañana 8 de mayo es la fecha de lanzamiento del nuevo disco homónimo de la banda Lamb Of God, siendo su octavo disco de estudio y lo nuevo de la banda desde VII: Sturm und Drag, hace más de 5 años. Lamb of God, a los efectos introductorios, es una banda norteamericana formada en Richmond, Virginia en el año 1994 por el vocalista Randy Blythe, los guitarristas Mark Morton y Willie Adler, el bajista John Campbell, y el baterista Chris Adler, y ejecutan un estilo groove metal principalmente.

Aquel 21 de abril de 1998 por el cual hoy conmemoramos 22 años, está marcado principalmente por el lanzamiento de una serie de discos que, convengamos, no son un mojón en la historia del rock o el metal, pero sí calaron hondo en el espíritu de muchos. Y ya con eso se ha hecho la buena acción del día.