RESEÑAS DEL MATERIAL NUEVO DESTACADO + DISCOTECA BÁSICA, CON UN REPASO DE LOS MEJORES TÍTULOS.

Dando un pequeño contexto, la banda de hoy se llama Blackberry Smoke, siendo oriundos de Atlanta, Estado de Georgia, EEUU, con veinte años de carrera y con siete discos de estudio en su haber, son un grupo que husmean por los sonidos del rock sureño, bluegrass y el rhythm blues. Recientemente, su último trabajo fue lanzado el pasado 28 de mayo, titulado You Hear Georgia, y siendo producido por Dave Cobb, quien trabajó con artistas como Rival Sons, Chris Stapleton y Jason Isbell.

Detrás de un gran disco, hay una gran historia, ¡y nosotros te la contamos sin filtros!

“¿Una ópera rock? ¿En esta época? ¿Ahora que todos nuestros fans piden un disco de puro rock and roll? No creo que funcione…”. Palabras más, palabras menos, tales fueron las reservas que tenía Ace “the comet” Frehley frente al que seguramente sea el disco más extraño de la vasta discografía de Kiss, el tan injustamente menospreciado y vilipendiado Music From The Elder de 1981.

La banda en cuestión es Dirty Honey, la cual se formó en la ciudad de Los Ángeles, EEUU, en el año 2017, siendo sus fundadores los músicos Marc Labelle en la voz, John Notto en guitarra, Justin Smolian en el bajo y como batero, Corey Coverstone. La propuesta es de un rock clásico de los años ’70 con toques de hard de los viejos Led Zeppelin, más obvias influencias de Aerosmith, AC/DC y hasta de los Guns N` Roses.

Detrás de un gran disco, hay una gran historia, ¡y nosotros te la contamos sin filtros!

Tomemos nuestro pasaporte, asegurarnos que esté vigente, porque viajaremos a visitar Gran Bretaña. Pop sofisticado, AOR, y comienzos del glam rock, con su primer disco entrando en el mercado americano, en las listas top 40.

Retomando el tópico de esta oportunidad, por estos días, y más precisamente el pasado viernes 16 de abril, Fear Factory publicó el tema “Disruptor” conjuntamente con su video oficial, el primero en más de cinco años, y como adelanto del próximo disco de la banda llamado Aggression Continuum, el cual verá la luz el próximo 18 de junio.

Detrás de un gran disco, hay una gran historia, ¡y nosotros te la contamos sin filtros!

Comencemos a respirar profundo, contemos del uno al diez… y entremos en un estado de meditación… Buenas noches… esta es la voz de ENIGMA; en la próxima hora te llevaremos con nosotros a otro mundo, un mundo de música, espiritualidad y meditación. Apaga la luz, respira profundo y relájate. Comienza por moverte lento, muy lento. Deja que el ritmo sea tu luz guía.

Detrás de un gran disco, hay una gran historia, ¡y nosotros te la contamos sin filtros!

Formados en la Bay Area de San Francisco en 1967 y siendo parte esencial del “flower-power”, los Grateful Dead se habían ganado una merecida reputación por su estilo musical basado en extensas improvisaciones de formas estilísticas diversas con elementos del free-jazz, el blues y la psicodelia imperante en aquellos tiempos. Para 1970, sin embargo, los Dead deciden cambiar drásticamente su estilo y virar hacia un sonido más arraigado en las tradiciones americanas del folk, el bluegrass y sobre todo el country. Para ello largan dos álbumes de estudio en ese mismo año. 

Detrás de un gran disco, hay una gran historia, ¡y nosotros te la contamos sin filtros!

Contestatario, desafiante, incendiario, polémico y definitivamente un mojón de la historia del rock. Con Rust Never Sleeps (1979) el canadiense Neil Young llegó al Olimpo artístico consagrándose como autor inmortal. Es que el impacto del cantante, guitarrista y experimentador se venía sintiendo fuerte desde mediados de los ’60 y a través de los ’70, pasando por momentos indelebles con bandas como Buffalo Springfield, los Crosby, Stills y Nash o su fructífera  etapa solista. After the Gold Rush (1970), Harvest (1971) o Tonight’s the Night (1975) lo pueden comprobar.

Detrás de un gran disco, hay una gran historia, ¡y nosotros te la contamos sin filtros!

Nacida en un barrio obrero en la región de los Grandes Lagos y criada en el seno de una típica familia ítalo-americana, a Madonna Louise Ciccione (1959) no le esperaba otra cosa en la vida que el estrellato a escala mundial. Es que la diosa indiscutida del pop tenía sobrado talento y actitud para llegar lejos, y vaya si lo logró.