RESEÑAS DEL MATERIAL NUEVO DESTACADO + DISCOTECA BÁSICA, CON UN REPASO DE LOS MEJORES TÍTULOS.

Nos quedamos en 1967, pero cruzamos el océano atlántico para llegar a la gran urbe de América del Norte, New York City. La portada en esta segunda entrega es la mítica e icónica imagen del “banana álbum “, la de The Velvet Underground & Nico. Ópera prima de una banda influyente y vanguardista, a contra corriente de la música imperante; acá no hay colores ni viajes a lo profundo del inconsciente. Lo que hay, en cambio, es dolor y descensos a los infiernos, otras drogas, otra música. La historia de esta portada es muy particular y tiene varios ángulos de vista.

Para quienes somos seguidores de Los Violadores, la edición de este documento en vivo de la banda en un registro de hace cuarenta años atrás, no tiene precio. Lanzado en nuestro medio por Little Butterfly Records, se trata de un disco que no sólo muestra con respeto los orígenes de Los Violadores sino que se lo presenta de una forma exquisita, con inserts variados con fotos de muy buena calidad y en un vinilo de 180 gramos.

La portada es una creación del fotógrafo Vic Singh, nacido en la India (de padre hindú y madre austríaca, quienes abandonan el país asiático en los finales de la década de 1940 para afincarse en Londres), estudia en el St.Martin´s College of Art y a mediados de los sesenta funda su propio estudio en medio de la swinging London. De esa manera conoce a muchos personajes del ambiente, como Peter Jenner y Andrew King (productores discográficos de la banda en esa época) que lo reclutan para tomar la foto del grupo.

En esta oportunidad, la banda que presentamos tiene muy corta vida ya que surgió en el año 2015, pero no fue sino hasta mediados del año 2020 que sacan crescendo un EP y unos meses después un LP, pero de forma independiente y no oficial. El disco que cuenta como debut es el que hoy reseñamos y que salió a las disqueras hace una semana y que lleva por nombre Can We Get A Witness, en una edición en vinilo y CD del álbum, y otra edición especial con el tema extra «Better run from the beast», la cual estará disponible a partir del 26 de noviembre.

Es común escuchar que lo difícil no es llegar sino que lo difícil es mantenerse. Y eso lo podemos constatar en varios ejemplos. Con la reseña del álbum doble de esta ocasión, tenemos otro ejemplo de lo antedicho. El 17 de setiembre se cumplieron 30 años de editado los discos Use Your Illusion I y II de la banda norteamericana de hard rock Guns N’ Roses. Los álbumes que contienen en conjunto 30 canciones, 16 de ellas en su volumen I y 14 en el volumen II, son un mejunje variopinto de diversos temas que reflejan momentos diferentes de la banda.

Una excelente edición de Catalina Records, como nos tiene acostumbrados. Su catálogo se compone de perlas muy preciadas, material seleccionado con cuidado por Leo Peirano para disfrute de todos nosotros. Y Manual De Combate no es la excepción. Un disco que, en lo personal, me sorprende gratamente y que desde ya, los estoy invitando a repasar.

Dando un pequeño contexto, la banda de hoy se llama Blackberry Smoke, siendo oriundos de Atlanta, Estado de Georgia, EEUU, con veinte años de carrera y con siete discos de estudio en su haber, son un grupo que husmean por los sonidos del rock sureño, bluegrass y el rhythm blues. Recientemente, su último trabajo fue lanzado el pasado 28 de mayo, titulado You Hear Georgia, y siendo producido por Dave Cobb, quien trabajó con artistas como Rival Sons, Chris Stapleton y Jason Isbell.

Detrás de un gran disco, hay una gran historia, ¡y nosotros te la contamos sin filtros!

«¿Una ópera rock? ¿En esta época? ¿Ahora que todos nuestros fans piden un disco de puro rock and roll? No creo que funcione…». Palabras más, palabras menos, tales fueron las reservas que tenía Ace «the comet» Frehley frente al que seguramente sea el disco más extraño de la vasta discografía de Kiss, el tan injustamente menospreciado y vilipendiado Music From The Elder de 1981.