Detrás de un gran disco, hay una gran historia, ¡y nosotros te la contamos sin filtros!

“¿Una ópera rock? ¿En esta época? ¿Ahora que todos nuestros fans piden un disco de puro rock and roll? No creo que funcione…”. Palabras más, palabras menos, tales fueron las reservas que tenía Ace “the comet” Frehley frente al que seguramente sea el disco más extraño de la vasta discografía de Kiss, el tan injustamente menospreciado y vilipendiado Music From The Elder de 1981.

Detrás de un gran disco, hay una gran historia, ¡y nosotros te la contamos sin filtros!

Tomemos nuestro pasaporte, asegurarnos que esté vigente, porque viajaremos a visitar Gran Bretaña. Pop sofisticado, AOR, y comienzos del glam rock, con su primer disco entrando en el mercado americano, en las listas top 40.

Detrás de un gran disco, hay una gran historia, ¡y nosotros te la contamos sin filtros!

Comencemos a respirar profundo, contemos del uno al diez… y entremos en un estado de meditación… Buenas noches… esta es la voz de ENIGMA; en la próxima hora te llevaremos con nosotros a otro mundo, un mundo de música, espiritualidad y meditación. Apaga la luz, respira profundo y relájate. Comienza por moverte lento, muy lento. Deja que el ritmo sea tu luz guía.

Detrás de un gran disco, hay una gran historia, ¡y nosotros te la contamos sin filtros!

Formados en la Bay Area de San Francisco en 1967 y siendo parte esencial del “flower-power”, los Grateful Dead se habían ganado una merecida reputación por su estilo musical basado en extensas improvisaciones de formas estilísticas diversas con elementos del free-jazz, el blues y la psicodelia imperante en aquellos tiempos. Para 1970, sin embargo, los Dead deciden cambiar drásticamente su estilo y virar hacia un sonido más arraigado en las tradiciones americanas del folk, el bluegrass y sobre todo el country. Para ello largan dos álbumes de estudio en ese mismo año. 

Detrás de un gran disco, hay una gran historia, ¡y nosotros te la contamos sin filtros!

Contestatario, desafiante, incendiario, polémico y definitivamente un mojón de la historia del rock. Con Rust Never Sleeps (1979) el canadiense Neil Young llegó al Olimpo artístico consagrándose como autor inmortal. Es que el impacto del cantante, guitarrista y experimentador se venía sintiendo fuerte desde mediados de los ’60 y a través de los ’70, pasando por momentos indelebles con bandas como Buffalo Springfield, los Crosby, Stills y Nash o su fructífera  etapa solista. After the Gold Rush (1970), Harvest (1971) o Tonight’s the Night (1975) lo pueden comprobar.

Detrás de un gran disco, hay una gran historia, ¡y nosotros te la contamos sin filtros!

Nacida en un barrio obrero en la región de los Grandes Lagos y criada en el seno de una típica familia ítalo-americana, a Madonna Louise Ciccione (1959) no le esperaba otra cosa en la vida que el estrellato a escala mundial. Es que la diosa indiscutida del pop tenía sobrado talento y actitud para llegar lejos, y vaya si lo logró.

Detrás de un gran disco, hay una gran historia, ¡y nosotros te la contamos sin filtros!

Este pequeño nacido en Minneapolis, Minesota, ya demostraba aptitudes para ser una verdadera estrella de la música de su generación. Más conocido como “Su Majestad Púrpura”, “His royal badness”, “The Artist”, o también “El Rey del Funk”, ningún apodo le quedaba chico a Prince Rogers Nelson (1958-2016).

Detrás de un gran disco, hay una gran historia, ¡y nosotros te la contamos sin filtros!

Un outsider en su infancia y adolescencia, un chico que no quería ser como los demás. Nacido en Passaic, New Jersey, y luego mudado con sus padres a Fair Lawn en Kendall Park, frustró tanto a este pequeño virtuoso que él mismo mencionó en su autobiografía, “Perdí la confianza en mis padres a muy temprana edad por haberme arrastrado a ese infierno en los suburbios”.