D.S.M. – #2 (2019)

Sobre fin del año pasado tuvimos oportunidad de escuchar y compartimos con uds. el avance de este nuevo trabajo discográfico que la gente de D.S.M. tuvo a bien hacernos conocer. El tema fue “Bill y Ted”, y la verdad que nos gustó mucho. Ahora que escuchamos el disco en su totalidad, pudimos comprobar que todo el trabajo estaba a la misma altura que el avance. Un excelente disco de rock.

La banda se autodefine como DSM=REEVOLUCION. Pueden comprobar los conceptos en el rockportaje que les realizamos aquí. Actualmente está integrada por Libertino Straumann en batería, Jonas Silva en guitarra y voz, Santiago Salles en bajo y voz, y Fabricio Cabrera con su alquimia musical. Para este disco cuentan con las colaboraciones de Nacho Piñas, Rafael “Funfu” Dos Santos y Luis Machado. El arte de tapa es obra de Pino Inminente. El disco fue producido, grabado y mezclado por Diego Pablo Varó, y contiene los siguientes temas:

01 – Introx, 2 – Olanzapina, 3 – Por qué?

4 – Blanca, 5 – 20 AM, 6 – Tranquilo

7 – Desesperado, 8 – Analgésicos

9 – Escapar (MK Ultra), 10 – Bill y Ted, 11 – El psiquiatra

El comienzo con “Introx” es realmente una introducción a lo que se viene: es cinematográfico, dialogado, con noticias sobre extra (o intra) terrestres, con música arrolladora, derrochando energía. Porque si hay algo que a este disco no le falta, es precisamente energía.

“Olanzapina” va de lleno contra los fármacos y la locura que provocan. No se dejen engañar por el calmo comienzo, ya que rápidamente se transforma en un tema que pega allá arriba.

La tercera canción, “Por qué?” comienza con su introducción hablada, para dar lugar a varias preguntas, apoyada en una muy buena base musical. Cortito y al pie.

“Blanca” sería el tema siguiente, pero no quedó subido ni a Bandcamp ni a YouTube. Fiel al estilo de sorprendernos, la banda incluirá el tema en la edición en cd.

Así que ahora es el turno de “20 AM”. Un nuevo tema, distinto a los demás, como pasa con todo el disco, lo que lo vuelve muy entretenido de escuchar, y que va sumando ideas.

“Tranquilo” nos mete en un clima espacial inicial, pero enseguida retoma el potente sonido D.S.M. con la letra orientada al estado de situación de una persona enferma.

“Desesperado” es, por lo menos en el título, la contracara del tema anterior. Mantiene la constante de poderosas bases y una guitarra constantemente atacando.

“Analgésicos” nos arrolla desde el comienzo. Muy directo, complementando con su letra varios de los conceptos de temas anteriores.

“La tierra es plana”, comienza diciendo “Escapar (MK Ultra)”, mientras agrega elementos de blues al sonido. Innovación sin perder la línea: impecable.

El siguiente tema fue el del adelanto, “Bill y Ted”, que invita a sacudir el marote casi de entrada, proponiendo un viaje al pasado para descubrir que todo es un bucle temporal. Muy buen riff, excelente la tonada.

Finalmente “El siquiatra” cuenta con el plus de la participación de Luis Machado como broche de oro. Notable cierre.

Un sonido definido pero no repetitivo, todo lo contrario. Una temática interesante. Una propuesta que capta la atención y la mantiene. Podría decir que el disco es rock + punk, o quizás punk + rock. De cualquier manera, es un muy buen trabajo que recomendamos escuchar de principio a fin.

Ariel Scarpa