Crvcera en La Trastienda

Quizás el concierto de Crvcera en La Trastienda sea el último que vea este año. Si así fuera, me quedo con un recuerdo en este 2020 de un muy buen toque de una banda con sonido profesional, con músicos que saben lo que hacen y logran transmitirlo a su público. Si algo positivo tuvo este coronavirus fue el hecho de permitirle trabajar en su producción a las bandas, y los resultados están a la vista.

Abrió la noche Maldoror, con su delicada propuesta instrumental. Con una cuidada y sentida presentación, el dúo arrancó aplausos del público en cada tema durante la más de media hora que duró su estadía sobre el escenario. Se pudieron escuchar sus sonidos particulares, que por momentos invitaban a cerrar los ojos para tener una mejor recepción, con el costo de perder el espectáculo visual que complementaban unas muy bien manejadas luces. Una actuación que no pasa desapercibida, y una muy buena elección como banda telonera. De alguna manera (o de varias) hubo cierta continuidad en algunos sonidos cuando Crvcera se hizo cargo de la noche.

Y creo que esta última es una frase muy acertada para definir el concierto. Porque realmente la banda y sus músicos se hicieron cargo de que el show fuera un total éxito. El recorrido musical abarcó todo el contenido del disco en el orden que le dieron en la edición de sus tres Capítulos en el formato EP. Fue así que abrió “Cuándo”, uno de los mayores éxitos, una excelente carta de presentación, comenzando con toda la artillería.

Con un formato de cuarteto (Federico Acosta, Martiniano Olivera, Rafael Seleguin e Irvin Carballo) a Crvcera no le faltó nada ni musicalmente ni en ningún aspecto. Sonaron a la altura de la grabación del disco, poniendo cada cosa en su lugar y permitiéndose el lujo del lucimiento. Cada músico en su rol, pero logrando una amalgama musical que está respaldada en años de hacer música con preocupación porque sea de buena factura.

Interpretación, luces y sonido en perfecto conjunto para hacer de esa noche de domingo una de electro rock-pop cien por ciento disfrutable. También contó con el ingrediente adicional de un par de temas que no fueron incluidos en el disco; o sea que nos llevamos una linda sorpresa, y confirmamos que los doce temas del álbum no fueron la excepción en materia de calidad compositiva, puesto que estos dos nuevos se encuentran a la par.

Habrá que estar atento a las novedades que nos ofrezca la banda de aquí en más. Por lo pronto, nos quedamos con los ecos de los sonidos en nuestras almas y corazones.

Ariel Scarpa