Todo Lo Que Sucedía Un 28 De Octubre

En muy pocas ocasiones en una misma fecha se concentran diversos eventos, siendo aún más difícil la posibilidad que todos ellos sean de una misma banda en idéntico día y mes, pero de distintos años. Comienzo tienen las cosas, siendo éste el caso para nuestra querida y fundamental banda de rock en nuestras vidas, como es Metallica.

En aquel lejano 28 de octubre de 1981, se forjaba el inicio de lo que a la postre sería la banda más importante para el novel género del thrash metal. En la ciudad estadounidense de Los Ángeles, dos jóvenes llenos de buenas intenciones, con ganas de vivir y mejorar el mundo, decidieron emprender esa gran empresa que es soportar sobre sus hombros un desconocido estilo musical para la enorme cantidad de seres que habitaban este planeta.

Lars Ulrich, un muchachito recién arribado a los EEUU proveniente de la ciudad de Gentofte, en Dinamarca, con intenciones de que siguiese la profesión de su padre, el tenista Torben Ulrich, decidió emprender por otro camino muy distinto al de Hetfield, quien era hijo de un propietario de una compañía de camiones y de una cantante de ópera muy apegada a la religión, particularmente a la corriente Cristiana Científica. Completaban el cuarteto, Dave Mustaine en la guitarra líder y en el bajo Ron McGovney.

A poco más de un año después de ingresar en la banda y por problemas con la adicción al alcohol y su actitud violenta, Mustaine fue echado de Metallica y fundó la banda Megadeth, siendo sustituido por Kirk Hammett (ex guitarrista de Exodus). Estos mismos problemas influyeron en Ron quien renunciaría a la banda por el mal comportamiento de Mustaine, su violencia y por sus problemas con el alcohol. Irónicamente la “gota que desbordó el vaso” fue cuando el alcohólico de Mustaine mojó el bajo de Ron McGovney con cerveza, quien sin saberlo lo conectó, recibiendo una descarga eléctrica. Este fue el comienzo de la historia, no fue perfecto, pero lo importante fue que lo hubo.

Pasemos a otro evento importantísimo en la vida de Metallica. El bajista Cliff Burton, que fuese quien grabó los primeros tres discos de la banda, y que con el devenir del tiempo se convertirían en los tres pilares fundamentales para la carrera del grupo, en la gira promocional del Master of the Puppets, murió en un trágico accidente de autobús, en septiembre de 1986.

Metallica no renunció a su obligación de seguir adelante y decidió realizar audiciones para conseguir un nuevo bajista, alguien que estuviera a la altura de las circunstancias. Jason, que era fan de la banda, no lo dudó ni un segundo y se presentó con su bajo dispuesto a audicionar. Newsted fue el elegido en las audiciones de Metallica, en la misma noche del 28 de octubre cuando sesionó.

Aquí un ejemplo en cuanto a que una caída no es la muerte. Un tropiezo o un escollo, sí, pero como se dice por algunos recovecos del mundo: “levántate y anda”.

Y finalmente otro gran evento para la banda y en este caso referente a su especialidad, su creación musical. El día 28 de octubre del año 1991 la banda publica el single llamado “The Unforgiven”. Es el cuarto sencillo de la banda de heavy metal, de su álbum homónimo (también conocido como Black Album).

Ya hemos tenido este intercambio de opiniones en artículos anteriores, sobre todo en el que manifiesto mis gustos más íntimos sobre Metallica al mejor estilo “salida del closet”: https://solorock-uruguay.com/2020/06/07/metallica-load-1996/. Allí menciono que es archi conocida la discusión del MEJOR disco de la banda, podio que se lo disputan el Master… de 1986 y este Black… de 1991. Emito mi modestísima y muy “dos pesos” opinión en cuanto a que éste último de 1991 sería el mejor disco de la banda, separando los tantos en cuanto a cuál es el que más me GUSTA. Cosa que considero no siempre coinciden.

Ahora bien, en una línea lógica debería este mejor disco de la banda contener por lo menos su mejor tema. Y esto es axial. “The Unforgiven”, que fue escrita por Hetfield, Ulrich y Hammett y producida por Bob Rock, es una balada, o mejor dicho es un tema muy hard pero de medio tiempo. Puede definirse como una balada, pero lo que sí es seguro es que es un tema lento de la banda pero sumamente diferente a sus antecesores como “Fade to Black” o “Welcome Home (Sanitarium)”.

Aquí Metallica modifica el ritmo y la dinámica de un tema clásico heavy al agregarle distorsión al estribillo y modificar la melodía de los coros, sumando guitarras clásicas acústicas, además de un efecto innovador en la voz denominado “Crooner” por parte de Hetfield.

Pelea el podio de las mejores canciones de ese disco y de la totalidad de canciones de Metallica, llevándose el galardón a ser el único tema del grupo que su relato fue construido en una tríada maravillosa.

Hay crisis en el mundo, pandemia en la región y problemas en nuestro Uruguay, es indiscutible. Pero que hay también una luz de esperanza al rememorar jornadas como ésta del 28 de octubre que dan impulso y aliento para enfrentar el presente con miras a un futuro mejor, sin dudas.

Por lo tanto, salú rockeros del mundo, brindemos por más jornadas reconfortantes.

Tomás Cámara