Duncan Reid: The Boy Is Back

Hace unos días Hugo Gutiérrez me comenta que Duncan Reid estaba lanzando su próximo disco, el cuarto, denominado Don’t Blame Yourself. A su vez me dice que había chance de entrevistarlo dado el contacto directo que existe entre ellos. Así que allá me mandé con 22 preguntas. Al rato tenía todas las respuestas en el correo.

Duncan Reid, bajo y voz de la afamada banda The Boys, formó parte de toda la movida punk original de Londres en los ’70, junto a Sex Pistols, Clash y Damned. En 2012 lanza su primer álbum solista, Little Big Head, siendo seguido por The Difficult Second Album en 2014, ya firmado como Duncan Reid and The Big Heads. 2017 sería el año en que saldría su tercer disco, Bombs Away, y ahora se encuentra en pleno lanzamiento de Don’t Blame Yourself. Tras el generoso envío de Duncan con el álbum completo y mucho material anexo, nos vimos tentados a hacer todo: rockportaje, comentario de disco y presentación de la información. Así que ahí van, en ese orden.

 

Las bandas y el disco

SR: ¿Qué tienen en común The Boys y The Big Heads, aparte de vos?

Duncan: Ambas bandas tienen excelentes canciones, excelente sonido de guitarra y excelentes armonías. Siempre digo en el escenario que fui a la mejor escuela de composición de canciones del mundo, porque The Boys tenían grandes compositores en Matt Dangerfield, Casino Steel y John Plain. The Boys fueron la mayor influencia en The Big Heads.

SR ¿Qué lugar ocupan The Boys hoy en tu vida?

Duncan: Estoy muy orgulloso de haber estado en The Boys. Hicimos algunos excelentes discos y estuvimos muy bien en vivo. Pero había un DJ de radio muy famoso en Inglaterra llamado John Peel que resumió mi actitud hacia la música. Dijo que la música es como el fútbol. Está bastante interesado en las copas que ganó su equipo Liverpool hace 40 años, pero lo que realmente le interesa es el partido del próximo sábado. Para mí, como músico, lo que hago ahora es más importante que lo que hice antes. Habiendo dicho eso, tocamos algunas canciones de The Boys en el set y me encanta tocarlas.

SR ¿Cómo definirías a The Big Heads?

Duncan: Somos una banda de power pop punk. Un cruce entre los Beach Boys, Ramones y cualquiera con buenas melodías y guitarras.

SR: Don’t Blame Yourself es tu cuarto disco con la banda. ¿Qué le dirías a tu público que van a encontrar en él?

Duncan: Bueno, todas las críticas dicen que es un disco genial, hecho con ingenio y melodías realmente pegadizas.

SR: ¿Creés que hay diferencias con respecto a los tres álbumes anteriores?

Duncan: Es más difícil musicalmente y más similar a cómo sonamos en vivo.

SR: ¿Cómo llegás a la grabación de Don’t Blame Yourself, musicalmente hablando?

Duncan: Grabamos baterías y guitarras en un estudio, pero todas las voces y teclados se grabaron en mi casa. Escribo las canciones y envío los demos a la banda, pero agregan su personalidad a las canciones.

SR: ¿Qué significa editar un disco en este momento de tu carrera?

Duncan: Todavía es muy estresante. Tengo muchas ganas de que el disco sea bien recibido. Ha sido un alivio que las críticas hayan sido tan fantásticas.

SR: ¿Qué es lo mejor de estar de gira?

Duncan: Conocer gente encantadora en todo el mundo, pasar el rato con los miembros de mi banda y la gran emoción de la gente que disfruta de nuestra música.

 

Punk y rock

SR: ¿Cuáles fueron las mejores experiencias que viviste en los primeros años del punk británico?

Duncan: Yo era un hombre joven en una banda. Puede hacer que te coma la cabeza, porque es genial ser popular a esa edad. El punk en los primeros días era un club pequeño pero un poco peligroso. Había personas que te atacaban por ser diferente. Aunque fue emocionante.

SR: ¿Qué queda del punk en el siglo XXI?

Duncan: Es gente de todo el mundo pasando un buen rato. Por ejemplo, me encanta Rebellion, el festival de punk más grande que tiene lugar en Blackpool, Inglaterra, cada verano (¡pero no este año!). Tiene un gran ambiente porque la gente disfruta pasando el rato con amigos y disfrutando de las bandas que les gustan. Hay mucha nostalgia, pero, afortunadamente, también personas que buscan algo nuevo.

SR: ¿Todavía es válido hoy el “no future”?

Duncan: No. Inglaterra en la década de 1970 era un país pobre con desempleo masivo. Las cosas no son necesariamente geniales y hay diferentes problemas, pero hoy no existe la misma desesperación que en aquel entonces.

SR: ¿Podría ser que el “hágalo usted mismo” hoy por hoy involucre demasiada tecnología?

Duncan: Me gusta el enfoque de DIY. Devuelve la libertad y el control a los artistas. Sin embargo, significa que tienes que estar al tanto de la tecnología. Mucha música moderna suena demasiado tecnológica, pero también hay buena música.

SR: ¿Hubo un antes y un después de tocar con Ramones?

Duncan: Nop. Fue algo que hice que nadie más ha hecho (aparte de Casino Steel que lo hizo conmigo) y luego hice otras cosas.

SR: A veces parece que la música rock está durmiendo en estos días. ¿Necesita una nueva cachetada para despertarse?

Duncan: Hoy se está haciendo mucha música rock genial. Simplemente no obtiene la exposición que merece porque los jóvenes escuchan otras cosas.

SR: ¿Vivirá la música rock para siempre?

Duncan: Sí. Es demasiado buena como para no hacerlo.

SR: ¿Hay muchas bandas de rock reales en Londres hoy?

Duncan: Sí, hay. Tocan en pubs y clubes (o solían hacerlo antes del Coronavirus).

SR: ¿Qué bandas estás escuchando últimamente?

Duncan: Los ejemplos incluyen Pottymouth, Starcrawler, Nada Surf y Five Grand Stereo.

 

Montevideo

SR: ¿Qué es lo que más te gustó de Montevideo?

Duncan: La gente y el Clash City Rockers Bar. Siempre la paso muy bien allí. Es mi lugar favorito.

SR: En Argentina todavía esperan la canción sobre Buenos Aires. ¿La tendrán?

Duncan: Quizás no de mi parte. Pero nuestro guitarrista Nick tiene su propio disco y tiene una canción llamada “Be My BA Baby”. Tal vez eso los haga felices. Debería escribir una canción sobre BA. Tengo muchos amigos allí. Tal vez lo llamaré “Inglaterra 2 Argentina 0”. ¡Les gustará eso! 😉

SR: ¿Qué hiciste con la llave de la ciudad de Montevideo?

Duncan: Tiene un lugar de honor en mi estudio. He adjuntado una foto, ya que me hace feliz.

SR: ¿Se la enseñaste a la Reina?

Duncan: Sí. Ella estaba muy celosa

SR: ¿Cuándo volverás a Uruguay?

Duncan: Cuando volvamos a tocar en alguna parte. Por el momento no podemos viajar fuera de nuestras casas. Espero que no sea demasiado tiempo.

Ariel Scarpa

Enlaces del artista:


Duncan Reid – Don’t Blame Yourself (2020)

Duncan Reid es una inagotable fuente de buena música rock. Las esperanzas se siguen renovando al escuchar Don’t Blame Yourself, una lección de cómo hacerlo simple y muy bien. Oficio, que le dicen, o quizás el toque de un hombre que en base a experiencia, buen gusto y ganas, sigue adelante entregando lo mejor de sí.

Un gran disco de rock, con el sonido que lo identifica de principio a fin. Con un comienzo genial de la mano de “Your future ex wife”, dejándonos nuevamente sorprendidos con la efectividad del británico para lograr algo tan mágico como un buen rock and roll.

El disco destila los mejores sonidos para oídos que necesitan saber que el rock nunca morirá, confirmándolo cuando “Motherfucker” deja su introducción atrás. Los temas se siguen sucediendo, con calidad pareja, rebozando frescura. Si bien la calma llega con “Tea & sympathy”, sirve de puente para volver a la orilla del rock más enérgico con “To live or live not”, un gran tema.

Hay que escuchar todo en este disco: los guitarrazos, la base bata-bajo, la voz y las melodías, ya que el conjunto logra una sinergia relevante donde la canción se magnifica.

“For all we know”, “Little Miss Understood” son otras bombas de rock destacadas, pero nuestra recomendación es recorrer todo el trabajo discográfico con tranquilidad, disfrutando todo lo que tiene para dar, y ver si es posible que no sacudan alguna parte del cuerpo durante la experiencia.

Duncan también tuvo el detalle de enviarnos los créditos del disco, un video, las notas y las letras de los temas, toda información que incluimos a continuación porque nos parece un complemento fundamental de lo conversado en el rockportaje y un excelente acompañamiento a la hora de escuchar el disco.

Sólo nos resta decir: ¡Gracias Duncan! Por la entrevista, el envío de informacion y sobre todo por la música.

Ariel Scarpa