Fonoplatea Distorsión

Excelente, excelente idea creada y ejecutada por Gabriel Brikman: reeditar la antigua metodología de las fonoplateas, con bandas tocando en vivo, con el denominador común de la Distorsión para esta ocasión.

Desde un principio, la idea resultaba entusiasmadora y desfiante. Lo primero, por la posibilidad de ver un toco de bandas en vivo para tener una pequeña gragea de lo que cada una hace, y así, de un plumazo, poder ver parte del espectro del rock local. Lo segundo, por lo obvio de lo riesgoso de hacer un programa de radio en vivo con muchas bandas subiéndose, enchufando en el momento y arrancando al toque. Y sin perder la dinámica a lo largo de las poco más de 3 horas del espectáculo.

Este formato de presentación se adecua perfectamente a la agilidad que requieren estos tiempos modernos, pero con un respeto a veces inusual para con las bandas. Porque se le dio la posibilidad a muchos de mostrarse ante un público variado, de forma breve, sí, pero en un entorno difícil de alcanzar para varios de ellos. Estamos hablando de la Sala Zitarrosa, de un sonido importante a la altura del acontecimiento y con la mirada puesta exclusivamente en el trabajo desarrollado por los grupos.

El abanico de la Distorsión permitió abarcar distintos sonidos, algunos casi inesperados. Muestra de ellos es la lista de bandas que participaron: Soulless Faith, Genoma, Sendero del Filo, Pecho ‘e Fierro, Eroguro, Project 131, Black Smoke, Nameless, Osvaldo Dufour, Bestia Zen, Los Chanchos Salvajes, Curbelo y Los Errantes, Artista Desconocido, The Moors, La Memoria, Dawnfall XV, Alpha, Leticia Soma y Apneuma.

Resulta complicado comentar cada actuación cuando son tantas bandas y la muestra fue sólo un tema. Pero sí se puede decir que el nivel fue muy parejo. En los distintos estilos se pudo apreciar un buen trabajo previo, y profesionalidad al momento de encarar el espectáculo con las condiciones estipuladas para el mismo.

El público fue muy respetuoso de cada actuación, y participó activamente de esta oportunidad donde no se trataba de un recital, sino que había una interacción continua con los presentadores. En pocas palabras, radio en vivo. Se destacó el apoyo incondicional a las bandas y a la iniciativa de Brikman, la cual fue muy profesional, desde la difusión y promoción del evento hasta el sorteo final del tan valorado cofre. Todos los detalles fueron cuidados, y se notó.

Sería bueno esperar que el formato no sólo se repitiera sino que se replicara. Una idea brillante y lúcida que se destacó y permitió brillar al producto final de todos los esfuerzos, que es una banda sonando en un escenario en las mejores condiciones. Una vez más, y como siempre, queda de manifiesto que esto es un tema de todos los involucrados en el rock nacional. Que no hay que sentarse a esperar, que la movida viene de cada uno de los integrantes desde el lugar en que se encuentren. Que cuesta, sí, que es con mucho esfuerzo, pero que la recompensa es doble: por los resultados obtenidos y por cómo se lograron.

Van algunas fotos como pálido reflejo de lo vivido la noche del domingo. También encontrarán mini videos de todas las bandas participantes en nuestro Instagram https://www.instagram.com/solorockuruguay/. Nada de esto comparable a lo vivido. Ahora, ¡queremos más!

Ariel Scarpa