Fixion: El Caos en Contínua Evolución

La banda Fixion tiene 16 años de trayectoria en Uruguay con una propuesta que sorprende por su originalidad y contínua evolución.

Actualmente está integrada por Fer O-Smith (voz), Daniel César (guitarra, vocales y producción), Tote Fernández (batería) y Germán Rodríguez (bajo). Con frecuencia se acompañan de músicos invitados en sus shows.

Al momento tienen editados 5 video clips y 4 álbumes, 2 de estudio y 2 en vivo; todos fueron nominados a mejor álbum del año y el DVD a mejor DVD musical, compitiendo con artistas muy reconocidos del medio.

Sólo Rock Uruguay estuvo dialogando con Daniel César y Fer O-Smith respecto a varios temas, los cuales se resumen a continuación.

SRU – Fixion es una banda con una trayectoria larga, 16 años. ¿Se puede resumir quiénes están desde el principio, cómo surge la idea y la evolución de la propuesta desde 2002?

Daniel – Yo toqué en muchas bandas antes de formar Fixion, la más conocida es Los Traidores, pero también en otros proyectos. En un momento me di cuenta que una vez que yo dejaba esos grupos mi carrera no tenía mucho contenido, perdía todos los aportes. Porque además en casi todos los grupos diseñaba afiches, las tapas. Hice la tapa de Los Traidores, afiches, producción, conseguía notas, aparte de ideas a nivel musical. Estaba un año, dos o tres, yo me iba o la banda se disolvía y no había nada. Entonces se me ocurrió hacer algo más personal, que tuviera continuidad. Ahí se me planteó el desafío de hacerme cargo de los vocales, interpretar las canciones.

SRU – Cambiabas de rol, digamos.

Daniel – Sí. Entonces me junté con gente y empezamos a ensayar. Se arrancó muy de abajo. Yo cuando pasé por Los Traidores estaban a un nivel muy profesional, era un circo armado con todo lo que pueda tener una banda profesional: manager, fotógrafo, equipación, producción. Te vas de ahí y estás en cero, cero, nadie te entiende, parecés un loco, hablás de un rody, un plomo, un rider…

SRU – Fuera de la realidad de las bandas en el momento, que no tenían nada de eso.

Daniel – Nadie sabe nada, son cosas que se conocen en determinados momentos de una carrera. Arrancamos tocando en cualquier lado.

SRU – ¿Cuál es tu instrumento?

Daniel – Yo toco el bajo y la guitarra, teclados. En Traidores tocaba el bajo, en otras bandas la guitarra. Pero en Fixion, por el tema de la composición, agarré la guitarra, porque es el instrumento para componer. Queda bien cantar y tocar la guitarra. Empezamos de abajo y con idea de barrer todo lo que había por delante, los famosos concursos de bandas, tenés que ir 3 ó 4 veces, fiestas, cumpleaños. Tocamos como 18 veces…

Fixion 6

SRU – Buscar el espacio que fuera.

Daniel – Hasta que empezamos a subir, a conseguir algunas cosas como la Carpa de la Intendencia, que ya es otra estructura. Fuimos a Buenos Aires, conseguimos shows internacionales y ahí subimos un poco más, porque tocamos acá en La Trastienda y en Buenos Aires en lo que es Vorterix y otros teatros. Nos llevó un montón de años donde probamos  material, canciones, el público nos pasaba material. Por un momento nos fue a ver un público metalero y nos pasaba piques y cosas. Empezamos a meter y vimos lo siguiente: nosotros arrancamos como una banda de rock gótico o rock de los ’80. Esa era la primera idea, porque era lo que yo sabía hacer. Ahora, todo ese pasaje por los pubs y con la gente, con los metaleros, nos dio la idea de modernizar o aggiornarnos.

SRU – Se fue mixturando la banda con otras influencias.

Daniel – Sí. Incluso grabamos un primer disco casi entero, tenía tapa, todo, y con la propia evolución tan rápida, lo hicimos tirar a la basura. Ese disco eran 10-12 canciones en esa onda, y sobrevivieron dos temas. La segunda etapa ya estaba más metalero todo, es “En la Oscuridad”, por eso demoramos tanto. Aparte se demora siempre el primer paso de una banda; bandas internacionales han demorado 5 ó 6 años, es normal. Así que “En la Oscuridad” nos llevó ese tiempo. También usamos una lógica de tratar de producirlo profesionalmente. Averiguamos todos los piques de estudio, masterizado, todo para hacer un disco profesional, nos llevó un año de producción. Con todo ese conocimiento, esa evolución y trabajo de estudio, cuando volvimos al vivo, volvimos pero a pararnos con una estructura: sonidista, iluminador, fotógrafo, asistente, escenario. Y la gente a partir de ahí vio la banda y dijo “¡cómo suena y cómo se ve!” La ropa, todo lo que pueda hacer una banda, lo hacemos, con mucho sacrificio realmente porque es costoso. En el caso de nuestra banda la producción sigue siendo nuestra.

F – Tuya. Para qué decir, doy fe de eso.

SRU – Seguís siendo polifacético.

Daniel – Seguimos haciendo varias tareas. La idea es que como no somos una banda “popular” y es costoso presentarse así, la preferencia es hacer poco pero bien. No me molesta dar un show al año, pero lo doy bien, como quiero, sueno como quiero y en el lugar que quiero; elegimos los lugares. Si no hay, no toco. Uno, dos, tres, no es la cantidad sino la calidad, presentar de la forma que queremos que llegue. Los discos igual, nos llevan 2 ó 3 años, está el disco y queda para siempre.

SRU – Seguramente lo mirás dentro de 5 años y la evolución propia de la banda te dice “mirá lo que éramos en ese momento y ahora tenemos como otra propuesta”.

Daniel – Para resumir la carrera, “En la Oscuridad” fue ese paso que resumió todo ese under y toda esa evolución hasta llegar a lo mejor que podíamos, porque necesitábamos salir. El segundo disco “Paraíso” es como la venganza, ahora que sabemos cómo, prepárense, y se ajustaron un montón de tuerquitas que habían por ahí. Dijimos “hicimos una prueba en Uruguay, vamos a ver qué dice el mundo”. Empezamos a tirar ese disco para afuera y la respuesta fue espectacular. Porque el mundo no tiene los ojos sobre vos, nadie te está buscando, nadie te está mirando. Y cada vez menos por esta era digital que cualquiera se enchufa a internet y manda lo que quiere, es un océano de cosas. Vos tenés que mostrarte. Me acuerdo que pasaba fines de semana en internet buscando medios; imaginaba que iba como en una nave “vamos a España”, a ver qué hay en Madrid. Empezaba a buscar radios, anotaba las direcciones y les mandaba. A los que me contestaban les ponía un puntito verde. Pero de 30 te respondía uno.

Fer – Lo hizo a la vieja escuela.

Daniel – Sí. Después Argentina, y ahí empezaron a pasar los días y de esos 200 ó 300 mails por lo menos 10 ó 15, pero todos con muy excelentes comentarios. Holanda, Alemania, Finlandia, España, Argentina, Perú, Nicaragua y algunos otros lugares. Una vez que estaba hecho el contacto y que había interés, veíamos lo que querían hacer, si entrevista o comentario o review. Los que solicitaban material, se les mandaba físicamente el disco, el tipo lo abría y escuchaba el disco. Hubo también ese costo de mandar al exterior montones de discos. Entonces los tipos hacían review, muchos de ellos eran excelentes, daban muy buen criterio del disco. De España hubo un interés incluso de que fuéramos a tocar.

SRU – En España estuvieron tocando.

Daniel – Claro. A partir de ahí teníamos la invitación del festival Winds of Rock Fest de Gran Canaria, la novena edición, un festival anual, el más importante de la isla. Entonces uno de los productores tenía un programa de radio y nos hacía notas, muy buena onda. Concursamos en Iber Música para conseguir la financiación, más un montón de otras instituciones, porque es carísimo llevar a cuatro personas a España una semana. Empezamos a ganar los fondos: Agadu, Sudei, Fonam, Iber Música, algún otro que no me acuerdo y plata nuestra, y decidimos extender, aprovechar el viaje y agregar shows por Madrid, Barcelona y otro más en la isla. Fue una semana intensísima que estuvimos de avión en avión, de acá para allá, volando sin dormir, de show en show, una mini gira. Estuvo buenísimo porque nos pusieron a la media noche en el festival cuando estaba caliente y era un escenario espectacular. Nos trataron de lujo, hotel, nos llevaban a comer, era una cosa impresionante, camionetas a disposición. Parecíamos los Rolling Stones.

Fixion 5

SRU – Lo que no hay acá para los artistas.

Daniel – Sí, increíble. Tercera etapa es cuando aparece Fernanda y el nuevo disco que estamos presentando en este momento, “El Principio del Caos”.  En una carrera tan larga es natural que haya intereses o tiempos diferentes, la vida de la gente cambia. Pero volvemos al inicio, todo eso yo ya lo había visto y entonces arranqué diciendo “de acá a la eternidad”. Porque vos te vas de un proyecto y perdés tus aportes, y andá a buscarlos.

SRU – Y seguramente si quisieras volver tampoco sería el momento de la banda el mismo, como la vida. Como que uno quisiera volver a un lugar y ya no va a ser lo mismo.

Daniel – Acá generalmente es eso. Lo bueno es que yo te digo y hago. Se han concretado 5 video clips, 4 álbumes, 2 de estudio y 2 en vivo; todos fueron nominados a mejor álbum del año y el DVD a mejor DVD musical compitiendo contra Nasser, Ruben Rada, Fattoruso y los más grandes. La prensa siempre ha dicho “esta banda es muy buena”, lo que no quiere decir que siendo tú un buen artista tengas el poder de seducir al público, eso es otra cosa. Ahora estamos con un nuevo material y un trabajo muy fuerte con Fernanda. Esta nueva etapa tiene una dirección en los vocales hacia el líder femenino, que ella lo representa fantásticamente, aporta y le gusta. Lo que estamos haciendo ahora lo trabajamos todo este año, estamos terminando y lanzando en estos momentos. Ya presentamos una canción y estamos en eso.

SRU – Tú me hablabas del inicio, que se definían como rock gótico. Hoy por hoy ¿cómo se definirían ustedes? ¿No se definen en nada? ¿Qué influencias?

Daniel – Una de las ideas de este proyecto es no encasillarse detrás de una bandera, de una etiqueta o de un estilo. Primero la libertad creativa, primero las canciones. Acá no se venden personas, no se venden comunidades; yo vendo canciones, yo me encierro en un cuartito escondido a oscuras y hago una canción, acá el rey es la canción. Entonces si la canción es lenta, vamos para el lento, si es metalera, vamos para el metal, si es gótica, vamos para el gótico, si es alternativa… En la gente veo que a veces es al revés “¿a ver cuáles son los 10 mandamientos del estilo? Hagámoslo”. Yo no tengo mandamientos.

SRU – Y la propuesta de uds. si uno la quisiera alinear, tomar otra banda del medio que fuera parecida, no hay.

Daniel – No existe. Es una mezcla.

Fer – Me mandás a la guerra, porque ya me gastó la información. Pienso a veces que no hay otra banda. Siempre digo lo mismo, pero suena a Fixion. Siempre quisieron encasillar a la banda, la gente necesita definir. Muchas veces compararon sobre todo este nuevo disco con Evanescence, porque está un poco más alternativo, pero ni siquiera eso. Está bueno tener una propia identidad. Más allá que hay algunas canciones más lentas, otras más metaleras, hay una cosa que se esparce en el sonido que suena siempre a una misma cosa. Y no es para definir. Eso en el 95 % se debe al productor que es Daniel. Ya creó, de tantos años en esa búsqueda, un sonido particular que va más allá de una canción, sino de cómo produce las cosas. Obviamente con mi voz también, porque mi timbre de voz es un poco particular y eso va a favorecer y ayudar a que la combinación de dos cosas originales puedan hacer sólo una.

SRU – La propuesta es diferente en todo, como decían, en cuanto a la música, a lo visual, a la presentación. Es distinto en sí.

Daniel – Hay como una cierta crudeza u honestidad de no regirse tanto por los cánones de cierto estilo. Sí los conozco, pero no me hace más metalero copiar a Iron Maiden. Para mí me hace menos artista. Porque además todas estas referencias en su momento rompieron. Y se olvidan de romper acá.

SRU – Uds. no harían covers, por ejemplo.

Daniel – Hacemos. Escucho una banda de Uruguay; después de un minuto veo que es igual a una banda internacional que tengo 14 discos en la computadora, y me aburre. Porque está el verdadero haciendo eso hace 20 años y 10 veces mejor. Acá prima eso, la canción, la letra: ¡fundamental! Se olvidan de las letras a veces. Tal vez porque, como es en inglés, no se entiende lo que dicen, y muchos cantan en inglés. Pero no, acá hay letras que cuentan una historia y en realidad se hacen muchísimas canciones 15, 20, 25, 30, y se eligen para un disco. Por eso los discos quedan así. Un disco se compone. La composición de un disco tiene un arranque, un momento fuerte, uno suave, un punteo, una parte virtuosa.

Fixion 10

SRU – Hay una línea, no están los temas aleatoriamente.

Daniel – Todos los temas son diferentes pero tiene que haber cierta coherencia y discurrir. Lo que le llaman “playabilidad” en inglés, que vos pongas play desde el primer tema y te haga escuchar hasta el último, que sea como un gran cuento, como escenas de una película. Buscamos un título que represente lo que está pasando por nuestras cabezas en determinado período. Ahora es “El Principio del Caos. En “Paraíso” era la historia del Dante, que iba al Séptimo Infierno buscando el Paraíso. En este es “El Principio del Caos”, que no es el caos de la destrucción sino que es la Teoría del Caos. Los pequeños cambios en las etapas iniciales de un sistema que producen enormes repercusiones en la distancia del tiempo y el espacio.

Fer – A su vez eso está representado mismo por nosotros. Lo que estamos buscando con la música, con pequeñas cosas llegar a mucho.

Daniel – El encuentro entre nosotros tiene que ver con eso, nació medio así: “che, ¿qué te parece si nos juntamos?”

Fer – Es medio raro, yo iba a ver la banda y yo en ese momento tenía mi grupo, parece que estuviera hablando de amor. Pero sabés que decía, “si yo estuviera ahí haría tales y tales cosas que no se están haciendo”. Pensaba “qué bueno estaría”.

SRU – ¿Cómo se mantiene la interna de la banda? Que es lo más complicado como todo grupo humano, poderle dar continuidad al trabajo que es duro, que tiene poco rédito en cuanto a lo económico, a lo público, y poder fortalecerse entre uds. ¿Cómo es más o menos eso?

Fer – Yo creo que para que funcione bien tiene que pasar lo que está pasando ahora: que no sean todos los miembros del grupo haciendo una misma cosa, sino que se pongan la camiseta, la del capitán a lo sumo 2 personas.

SRU – Que haya un líder.

Fer – Sí. Yo siempre digo, para mí es él (Daniel), pero en las instancias de producción previas, en los meses anteriores yo también estuve un poco de capitana. Pero así lo podemos llevar nosotros, organizamos y después compartimos con los demás. Y los demás también están en una buena posición de aceptar. Cada uno está posicionado y sabe el lugar que le corresponde, y va impecable. Como si fuera un trabajo donde hay un jefe, un subordinado…

Daniel – Todo esto de los 16 años ha dado un ejercicio de la dinámica. Como cualquier otra relación de trabajo, de pareja, cada mundo interno es particular y cada banda lo debe tener. Acá hay ciertos códigos que funcionan, se demuestra que estamos vivos, que se produjo, está la obra concreta. Se plantean ideas y se llevan adelante. Tenemos la suerte de tener nuestra sala de ensayo propia, que es cómodo, es barato, es lo mejor para un músico. Y podemos grabar también. Una banda en la interna tiene varias instancias y no tienen que estar todos, no tiene porqué hacerse una asamblea para decidir si va este color o el otro color a una foto. También nos rodeamos de un equipo técnico que trabaja con nosotros hace mucho, muy calificado, muy copado, también con la camiseta: sonidista, iluminador, fotógrafo; la reman, ponen, van, te dan lo mejor.

SRU – Están involucrados en la propuesta también.

Daniel – Por ejemplo ahora pintó una diseñadora de la tapa nueva, que trabaja a muy primer nivel, vive en Grecia. Le ha diseñado a montones de bandas internacionales de Black Metal, Death Metal, e hizo una tapa divina. Estamos trabajando con Mika Jusila, que es el técnico de Nightwish y tenemos una onda terrible, él comenta, hacemos bromas. Atrás de nuestras cuatro caras hay terrible gente copada, con onda, trabajando para nosotros.

Fer – Y después lo que nos pasa a los cuatro, que cuando llegás a cierto nivel, que ya pasaste por muchas instancias en tu carrera, aprendés que la del grupito de amigos que arman la banda para tocar no es lo que sos cuando ya estás profesionalmente en un proyecto. Quizás todos sueñan con la de mejores amigos-banda, pero después. Voy profesionalmente a hacer un trabajo, y después me hago amigo. Lograr el mejor equipo.

Daniel – Igual el clima es re divertido y re buena onda, nos matamos de risa, pero con esos tips. Hagámoslo bien, para hacerlo bien se requiere determinadas cosillas. Pero se pasa divino, comemos galletitas dulces.

Fer – Comemos galletitas dulces y son siempre las mismas, sello de los ensayos las galletitas de manzana y canela.

Fixion 7

SRU – En un medio tan difícil como éste para llegar, creo que a las bandas under que recién arrancan o tienen sus años pero no han llegado, capaz que les falta eso, tomárselo como un compromiso y también venderlo hacia afuera.

Fer – Para mí es clave, el tema que está unido música con joda, divertido, ser piola. Te lleva a que en vez de hacer las cosas profesionalmente estás desperdiciando tiempo que no te lleva a nada.

Daniel – También vuelve la Teoría del Caos a estar presente, hay que tener la suerte de dar con las instancias que a vos te avivan un cacho, te muestran otra realidad. Nosostros pasamos por shows internacionales, y en Buenos Aires, que es mucho más competitivo que acá. Más mafia también; ahí si te hacés el gil vienen dos monos, te agarran, te desarman y te tiran en la esquina. Andá a hacerte el loco a un show de metal internacional en Buenos Aires. Porque tengo cuentos, pero no es el momento, ¡te desaparecen! Por ejemplo, tocábamos en un show internacional que habían 3 minutos de reloj para cambio de banda, y ahí hay teatros que lo divino que tienen es que cierran un telón enorme y no te ven. Y en esos 3 minutos que estás a oscuras detrás del telón enchufando no sabés…

SRU – Es como las escuderías de los Fórmula 1…

Daniel – Viene uno con un reloj en mano y te va diciendo: “te faltan 60 segundos, te faltan 40 segundos”. Y hay otros que se hacen señas tipo aeropuerto. “Bueno, en 10… 9…” y vos estás todavía acomodándote la ropa, enchufando, “no pará que no sé qué…” Ahí terminan las cosas, se abre el telón y arrancamos. Entonces muchachos, llegar en hora, tener los cables que funcionen, asistente, ya es natural. Se rompe un coso y no podés parar un show media hora para arreglar un cable.

SRU –En este último disco que van a sacar, ¿cómo es el proceso de elaboración más allá de las canciones?

Daniel – Hacemos una breve sinopsis de la producción de un álbum. Primero está la etapa de composición; en esta banda es una etapa íntima, oscura, no es muy glamorosa. En la noche, en cualquier lado, ocurrencias que uno va anotando, grabando en un teléfono, enchufando, va juntando material. Después viene la etapa de maquetear eso, armarlo un poquito, tocarlo un poquito mejor, hacer unos demos. Vas eligiendo de todo “esta idea no sirvió para nada, éstas las uno, ésta sí”, escribir las letras. Segundo paso, pasarle a la banda, a los chicos que escuchen, que saquen sus partes. Tercer lugar ensayo, nos reunimos, a veces son ensayos individuales, no tienen que venir todos juntos; podemos hacer la tarea de voces y letras con ella, ver cuerdas con el bajista, y ahí teniendo el estudio esa pre producción, se puede hacer cómodamente en los días que uno quiera, grabo un poquito, ensayo.

Fer – Contado así parece tan fácil, pero ¿cuánto nos llevó? Desde marzo.

Daniel – Después que puliste toda esa pre producción, pasamos a la etapa de grabarlos mejor. Ahí sí ya se viene a grabar vocales, se hacen 80 tomas, monitoreo, que quede perfecto, se escucha, se eligen las tomas, lo mismo para cada instrumento. Luego se pasa a la mezcla, que la estamos haciendo en Insem por Javi Longui. Él mezcla todo eso, cada tema tiene como 60 pistas y él tiene que mezclar todo eso. Después va a Finlandia a masterizarse. De ahí viene, y mientras tanto, se hace la tapa y la gráfica, fotos promocionales y de banda. Y ahí estaría.

SRU – Y después salir a promocionarlo.

Fer – Hablábamos eso, mirando así como desde un plano arriba lo que sería un año. Está dividido mitad y mitad, mitad producción en la interna, en lo escondido que nadie te ve. Después salís a la luz a presentar el trabajo, que cuando te querés acordar, se te terminó porque ya estás creando otra vez. Es como un ciclo, pero lleva pila.

SRU – Igualmente han tenido unos cuantos shows últimamente.

Daniel – Sí, tuvimos 3 desde setiembre.

SRU – Éste de la Sala Zitarrosa sería…

Fer – La frutilla de la torta. Los shows que hicimos es como jugar con eso de no dormirnos, estamos acá todavía, estamos escondidos grabando pero también acá. Pero la Zitarrosa ya es directo presentación de disco, hora y 15 tocando sin parar.

SRU – Además es una fecha buena, no es fin de año que está todo el mundo en otra, ni invierno.

Fer – Todo eso lo piensa él a la hora de producir.

SRU – Ahí van a tener en esa fecha músicos invitados.

Fer – Sí. Estado Oculto, Hyaedra, y van a estar V Menker la guitarrista de Valvuler, Carolina de Crystal Gates y Gabriel Soria de Crepar.

Daniel – Además un cellista invitado, Álvaro Barneche, muy bueno, un tipo de primer nivel, y un tecladista invitado. Es un show grande para ser una producción independiente, lleva un set de hora y media. Estamos viendo de hacer una parte rockera, algunas canciones acústicas, hay invitados, es medio complejo el show por la cantidad de gente.

Fer – Va a haber diferentes climas.

Daniel – Toda la producción somos 18 músicos arriba del escenario y unos 14 técnicos atrás. Ya que estamos y lo que hablábamos de cranear con tiempo, ya tenemos para el año que viene 7 shows en el interior. Tenemos varios teatros, Colonia, Rocha, Maldonado, San José y algunos otros, así que en breve estaríamos anunciando y concretando eso para el año que viene. Además de otras ideas que tenemos como hacer video clips, ir a Buenos Aires.

Fixion 12

SRU – ¿Acá en el interior ya han tocado? Hablábamos de Buenos Aires y de España.

Daniel – Sí, tocamos en Sarandí del Yí, Durazno, junto con La Trampa hace unos años. Tocamos 5 veces en Buenos Aires y 4 en España.

SRU – Y acá se presentaron con bandas internacionales también.

Daniel – Sí. Lacrimosa y Sirenia acá. La invitación para el 14 de noviembre, 20:30 horas, hay que estar a las 20 en la puerta porque es puntual. Empieza Hyaedra, luego Estado Oculto, luego Fixion con invitados en nuestro show. Las entradas que se compran antes del día del show tienen una bonificación importante, están a $ 220 y el día del show a $ 300. Se venden en Tickantel, en boletería de la Sala Zitarrosa.

Fer – Tickantel es a través de Abitab, Redpagos…

Daniel – Y on line también se pueden comprar. Hay un convenio 2 x 1 con La Diaria. Hay sorteo de entradas en Diario El País. Lo que se van a encontrar es el 99 % del disco, hay una canción que no la pensamos hacer. Van a escuchar todo el nuevo material, “El Principio del Caos” más algunos clásicos que siempre tocamos de discos anteriores, más algunos covers. Es un show variado, completo.

Fer – Y las versiones acústicas, 2 ó 3 como para quebrar ahí, siempre está bueno. Porque es complicado mantener una hora y media a la persona con atención total, el mismo nivel de atención. Eso se estila mucho a nivel internacional, cortar en el medio, hacer una propuesta más acústica. Generalmente es lo que hacen las bandas internacionales y está bueno. Teniendo además el cello y el piano.

Daniel – Para aquellos que no nos ven hace tiempo, es una oportunidad de vernos con buen sonido, en un buen lugar, escuchando un montón de canciones nuevas y viejas. Para los que no nos pudieron ver en los shows que dimos en los últimos dos meses y se quedaron con las ganas, vayan para ahí porque es el último show en Montevideo por mucho tiempo.

Marina Dondi

El próximo 14 de noviembre presentarán su último disco “El Principio del Caos” en Sala Zitarrosa junto a Hyaedra y Estado Oculto. Las entradas anticipadas se pueden obtener en Tickantel a $ 220.

 

Fixion – Estímulo Perfecto