R.I.P. (Rock in Peace): Pat Di Nizio (The Smithereens)

Pat Di Nizio (The Smithereens)

1955 – 2017

                     

smithereens_bw_wall-560x370 

Quizás el nombre de Pat Di Nizio no suene muy revelador excepto a los más memoriosos, pero ciertamente que la banda que lideró por muchos años, The Smithereens, merece un lugar en el mejor recuerdo y sonó en su momento con frecuencia en nuestras radios locales, cuando acceder a música importada de calidad era harto difícil. Uno de los abanderados de su difusión, el periodista Alejandro Espina, nos regalaba sus pegadizos y rockeros temas desde el programa “Escápate”, que salía al aire por Radio Carve y en las páginas de su semanario “El Día Pop”.

The Smithereens eran una banda de rock de garage o power-pop, oriunda de Carteret (New Jersey, U.S.A.) y estaba compuesta, además de Di Nizio en voz y guitarra, por Jim Babjack en guitarra, Dennis Diken en bajo y Mike Meszaros en batería. Como muchas bandas “reales” la banda se formó conjuntando viejos compañeros de secundaria que al compartir influencias y gustos, comenzaron a tocar juntos en 1980 y moldearon un sonido propio, con las características composiciones de su líder. Luego de un par de Extended Plays sin mayor suceso, su hora llegó cuando fueron contratados por Capitol Records y editaron su primer álbum en 1986, “Especially for you”. producido por Don Dixon (responsable de los dos primeros álbumes de R.E.M.). Sus simples de difusión “Blood and Roses” y la balada “In a Lonely Place” (con la contribución vocal de una entonces desconocida Suzanne Vega) los pusieron en el mapa de los charts de la época. Llegó a ser disco de platino. Con los años trascendería que un chiquillo rebelde llamado Kurt Cobain lo mencionaba como “uno de sus discos favoritos de todos los tiempos”. Su continuación, “Green Thoughts” (1988) los afianzó en la crítica y amplió un público fiel. Las machacones y pegadizos “Only a Memory”, “House we used live in”  aun resuenan en la mente de muchos, así como la balada “Drown in my own tears”. La influencia beatle era indisimulada (y disfrutable), con un sonido actual y poderoso, más centrado en las guitarras. Un mini álbum en vivo, “Live” (1988) intentaba plasmar la irresistible energía de sus presentaciones sobre el escenario y cerraba con una feroz versión de “The Seeker” de The Who, en otra declaración de influencias. Su tercer ábum en estudio, “11” (1989) cierra con brillantez su etapa clásica, con inolvidables gemas como “A Girl like you”, “Yesterday Girl”, la genial “Blues before and after” y la balada “Blue Period” (con delicados arreglos de cello y la participación vocal de Belinda Carlisle, ex The Go-Go´s, quizás intentando emular el éxito de “In a Lonely Place”). Fue el álbum que más alto llegó en los rankings, llegando al puesto 41 y cierra la etapa clásica de la banda.

Los álbumes que le siguieron, “Blow Up” (1991) y “A Date with The Smithereens” (1994) se demostraron incapaces de recrear el moderado éxito de sus predecesores, en un escenario, que renovado por el grunge entonces de moda, dejó obsoletos a grupos de sonido retro como este. Volvieron a las ediciones independientes, en pequeños sellos, pero nunca dejaron de tocar en vivo, para un público incondicional. Desde esa modesta plataforma editaron seis álbumes en estudio más, entre los cuales se destacan “Meet The Smithereens” (2007), tributo, tema a tema, del álbum “Meet The Beatles” de los fab-four, en su primera edición norteamericana de 1964, “B-Side The Beatles” (2008) nuevo tributo a los genios de Liverpool, en temas menos conocidos y “The Smithereens Plays Tommy” (2009), que homenajeaba de modo abreviado la ópera-rock de The Who con reverencia y admiración.

Di Nizio aun encontró tiempo para postularse, sin éxito, al Senado por un partido no tradicional, a editar cuatro desapercibidos álbumes como solista y a editar un libro (“Confessions of a Rock Star”). Lamentablemente contrajo una enfermedad degenerativa del sistema nervioso que le impidió seguir tocando, paralizó su brazo y le causó varias caídas, lo derivó en su prematura muerte en su New Jersey natal a la edad de 62 años.

Alejandro Jaureguy