En nuestra revista número 20, de febrero de 1989, nuestro rockportaje central estaba dedicado a Jorge Camero. Por aquel entonces, Jorge ya era un veterano y experimentado guitarrista, ya que había comenzado a hacer música a principios de la década. Muy solvente con su instrumento, en 1989 hacía gala de sus virtudes en Ilegal, grupo que en ese momento se encontraba mutando. La entrevista se realizó en “nuestra redacción” en compañía de su hijo, y dio como fruto la charla que transcribimos a continuación.

Y se nos fue el 2019, un año movido, con mucho agite político producto de las elecciones nacionales, pero también muy activo musicalmente hablando. Hubo muchas ediciones discográficas, muchos toques y visitas internacionales destacadas, redondeando un buen año.

Recientemente ha sido lanzado el compilado Otros Espejos de 01Records, que nuclea a varias bandas que se versionan entre sí. La realización ha sido llevada adelante por los programas de radio Distorsión y Rock al Rock. Una excelente idea que se concreta. Felicitaciones a todos los que tuvieron que ver con el proyecto.

Querencia es el tercer disco de Nicolás Molina, que en esta oportunidad se presenta como solista, dejando atrás a su banda Los Cósmicos, que habían participado en las dos primeras producciones del artista rochense.
Si bien el disco ya hace algunos meses vio la luz, vale la pena reseñarlo porque se trata de una obra magnífica, que marca un punto de inflexión de la producción musical del 2019.

A fines de la década de los ’80, Níquel era una de esas bandas que sonaban muy profesionales, sobre todo para lo que se acostumbraba en el medio en esa época. Sus presentaciones y grabaciones denotaban que no sólo había un cuidado detallado en lo que se hacía sino que se lograba plasmar en ambos. Y esto no era poca cosa en 1989. Hoy, con el regreso de la banda a los escenarios, parece oportuno rememorar lo que Nasser y Faragó nos contaron hace 30 años atrás en nuestro número 21.