Motor Eterno es una banda de hard rock/blues, nacida en el 2016 en la ciudad de Paysandú, Uruguay.
Sus inicios fueron en formato electro-acústico, y estaba integrada por Joaquín Neighbour en voz y guitarra, Federico Capuccio en guitarra y Alejandro Hortoneda en cajón peruano.

Algunas veces un cruce de miradas puede llegar a detener una hermosa canción. Bueno, al menos en mi cabeza ocurre. Vaya uno a saber por qué motivo la melodía sigue sonando pero, como por arte de magia, mi lóbulo temporal queda anestesiado y la deja de percibir. No suele pasarme con frecuencia, de hecho, es muy difícil que algo me desconcentre al disfrutar de una buena combinación de notas, pero cuando ocurre, estaré condenado de por vida a recordar el momento exacto del verso en donde mi cerebro se bloqueó. Increíblemente, nunca más volveré a registrar el final del tema. La representación de esos ojos, mantenidos en el tiempo, seguirán acaparando toda mi atención.

Fixion ha realizado recientemente el lanzamiento digital de su último álbum, Encrucijada, el cual se encuentra disponible en todas las plataformas de streaming y a la venta en Spotify, iTunes, Google Play, Amazon Music, etc. Aprovechamos la oportunidad para repasar la carrera de la banda y charlar con Daniel César sobre el presente de Fixion.

Ernesto Sclavo es una figura relevante de nuestro medio local. Polifacético y altamente instruido e informado sobre rock y todo lo que puede haber influido en él a lo largo de su historia. Siempre sus decires son elocuentes e interesantes, y este rockportaje tiene esos aportes superlativos. Es una zambullida en un océano de conocimiento para la cual utilizamos como trampolín a su último proyecto, El Factor S – Música sin Fronteras. Abrimos las puertas a una nota más que nutrida. Pasen.

La banda se forma en 2013 bajo el nombre de Mojo Makers, realizando shows tributo a Jimi Hendrix y de blues-rock.
En 2015 adquiere el nombre de Bluesanimals incorporando un repertorio propio de blues-rock en español.

En una gélida Bariloche, Enrique Symns brindaba un taller literario, en la primera clase, ante unos veinte participantes, “El Duende Australiano” preguntó cuál había sido el peor invento de la humanidad. Alguien levantó la mano y dijo: “La bomba atómica”. Otro se inclinó por las armas biológicas. De esa manera, se sucedieron diversas posturas. Finalmente, Symns manifestó: “Están todos equivocados. El peor invento fue la imprenta”. Un alumno, entonces, le recriminó: “Pero usted, que es escritor, ¿dice eso?”. Y Symns, con petaca en mano, le contestó: “Sí, ¿sabés por qué? Porque el primer libro que se elaboró con la imprenta fue la Biblia, y con eso le envenenaron la cabeza a la humanidad entera durante dos mil años”.