Easyband En The Shannon (5/8/21)

Uno no sabe si es por este año y medio de encierro debido a la pandemia mundial, o porque a uno le gusta más AC/DC que el dulce de leche, o porque la banda que presentaremos suena tal cual los australianos más famosos, que lo ocurrido el pasado jueves 5 de agosto en The Shannon Pub, fue realmente algo de no creer.

La banda nacional Easyband se presentó ese día y en ese lugar a dejar bien en claro que no hay encierro tan atroz, pandemia más cruel o frío y niebla de una noche inhóspita en la desolada ciudad de Montevideo, que no pueda ser anestesiada por un buen rock ‘n’ roll. Ante tal evento y al mejor estilo “perro rabioso” que lo sueltan por un instante, me di una escapada al encuentro de estos embajadores del mejor placer que por los orificios auditivos podés obtener.

Ya desde un principio al entrar a The Shannon Pub, varias “capas de cebolla” de problemas cotidianos quedan del lado de afuera de la puerta de ingreso, ya que con la muy buena ambientación y decoración del boliche, el lugar es ideal para el disfrute de gratos momentos de alimentación, bebidas, charlas y por sobre todas las cosas, sentir en plenitud buena música y ver un gran show.

Con tal objetivo, los Easyband también aportan lo suyo a ese tan loable objetivo de completo disfrute, ya que todo su accionar está dirigido en pro de volarte la cabeza y en un sin fin de sensaciones para un completo deleite de todos los sentidos.

Este conglomerado conformado por Quique Ramis en voz, Valentín Carrasco y Santiago Aliceo en guitarras, Oscar en el bajo y Agos Barbas en la batería, son un fiel exponente del mejor hard rock que resuena por todas las latitudes de este planeta y que ellos, tan endemoniados como están, te lo ofrecen al plato y de primera mano.

Es inevitable hacer una comparación con los músicos australianos, dado que es la propia Easyband la que invita a que así lo hagas por la calidad de los cover que realizan, y ante tal tarea, los criollos poco deben envidiarle a los originales, tal vez los millones de ganancias obtenidos, las mansiones donde viven, los autos, viajes y chicas, pero como nada de eso forma parte de la médula del rock, argumentar que en la faceta musical están casi a la par, no debe asombrar a ninguno, pero si es que tienes alguna duda de esto, te reto a sorprenderte cuando te convenzas de lo que te digo al verlos tocar.

Muchos son los puntos altos de la banda ya que las canciones que interpretan tienen entre un 90 y un 100% de similitud a sus originales, lo que implica una excelsa labor de sus cinco integrantes. Para lograr esto, Quique como “frontman” se desenvuelve sobre las tablas (aunque más sea una metáfora, dado que en el pub tocan al ras del suelo) con una gran soltura, moviéndose y bailando de un lado a otro y con el destaque de su voz, en la cual posee un timbre idéntico al del segundo vocalista de AC/DC, lo que te da la pauta que estamos frente al hermano no reconocido de Bon Scott.

Es sabido que la base rítmica en AC/DC es fundamental y así también lo es para el caso de la filial uruguaya, por lo que, tanto Oscar en el bajo como Agos en la bata, ejecutan sus instrumentos y suenan a la perfección como el constante y muy necesario sostén para cada uno de los temas. Por su parte, las guitarras son dignas de destaque ya sea porque Santiago hace la labor del extinto Malcolm, lo cual es imprescindible para darle forma a este género, y a su vez Valentín, a quien para ser Angus le falta únicamente el trajecito escolar, porque en lo que respecta a tocar la guitarra, fue seguro uno de sus mejores aprendices.

Temas como “Let there be rock”, “Shot down in flames”, “Dirty deeds done dirt cheap”, “Live wire”, “TNT”, “Whole lotta Rosie”, “ High voltage”, “Rock n roll damnation”, “Girls got rhythm”, “Walk all over you”, “If you want blood…” , “It’s a long way to the top…” o la magistral “Highway to hell”, fueron parte del repertorio que la banda ofreció para amenizar la noche.

Ha sido un privilegio participar de este evento donde gratuitamente y a cada instante te están pasando cosas y estas viviendo experiencias que no se obtienen tan fácilmente ni las comprás con el maldito dinero; con estos músicos obtenés un caleidoscopio de vivencias sólo logradas por un espectáculo de suma calidad.

Por lo que, ya seas tu un “chico problemático” o una “dama que tiene ritmo” ven este próximo jueves 9 de setiembre al Shannon Pub donde en una nueva oportunidad podrás estar “prendido al cable de alto voltaje” para que “se haga rock” y así podrás “cometer tus sucios actos y sucias trampas” que te “condenarán al estridente rock ‘n’ roll”, el cual como una aplanadora “caminará por sobre ti”, hará que el lugar “explote”, te “derribará en llamas” y te “dará sangre”, y todo esto para que aprendas que el “largo camino hacia la cima” es en verdad, una “carretera hacia el infierno”.

Allá nos vemos…

PD: para ti “chico problemático”, toma como consejo si es que vas solo al pub, puedes tener la suerte que “la chica te deje sentarte a su lado” y así, podrás irte acompañado.

Tomás Cámara