Antibanda – Revuelta Latina (2020)

Creatividad. Esa sería la palabra. Porque dentro de las limitaciones que un estilo determinado puede llegar a comprometer musicalmente a una banda, Antibanda se luce haciéndonos llegar de múltiples formas un mensaje contundente a lo largo de su discografía. Y Revuelta Latina no es la excepción, sino todo lo contrario. Un derroche de ideas puestas al servicio de un mensaje que llega fuerte y claro.

No sorprendo a nadie si digo que Antibanda nos ofrece un disco rápido, directo, lleno de vitalidad y de furia, con dardos punzantes, y que no da respiro de principio a fin. Uno tras otro los seis temas nos van llevando rapidito y a los saltos, resultando en sensaciones que (lamentablemente) sólo duran casi 12 minutos. La furia está en las letras, en la voz y en los instrumentos, y ofrece una relación con el escucha a través del compromiso del conjunto de los tres elementos.

Editado en julio de 2020 y agregado a Spotify recientemente, Revuelta Latina fue grabado en Inzen Estudios en marzo del año pasado. El Kbza y Camily contaron para este disco con la contribución de Irvin Carballo (Drum Doctor). También con participaciones especiales de la banda Katarziz (de Cuba) que interpretó “Revuelta”, y Michel de Agente 86 que colaboró en “Mi callejón”. Revuelta Latina contiene las siguientes canciones:

Arrancamos al palo con “Matapako”, arrollándonos con su sonido y su letra. Mucha potencia. Desencadena en “La cucaracha”, una genial versión/adaptación del clásico. “Otra cerveza” no nos da respiro; continúa con la energía allá arriba, doblando la velocidad del ritmo por momentos para llevarla aún más arriba. Otra propuesta nos trae “Anabel”, con efectiva intro y con muy buena letra, por supuesto. “Mi callejón” sigue sorprendiendo en este disco con su particular sonido. El formato acústico no le quita energía, siendo como un puente para el final. Para el cierre, el lujito de “Revuelta”: a todo vapor para recordarnos de qué se trata todo esto, también sonando diferente, dando todo el lugar que la letra necesita en esta canción.

Un disco que se recorre rápido, que invita a repetirlo, y seguramente conduzca a descubrir o volver a escuchar discos anteriores de Antibanda. Los pocos temas que componen el disco ayudan a lograr que la propuesta sea efectiva y contundente. Sin rodeos, en un planteamiento que dista mucho de ser simple.

Ariel Scarpa