Pufff: Buscando Diferenciarse

Pufff es una banda que realmente nos sorprendió con la calidad de su última entrega discográfica, un esmerado y cuidado trabajo que dieron en llamar Esencia, el cual ya comentamos en Discos.uy. La verdad es que ya los teníamos en lista para rockportearlos, pero la edición del disco y las publicaciones de sus videos nos pareció que marcaban un buen momento para la entrevista. La banda está compuesta por Santiago Martínez (guitarra y voz), Rodrigo de la Torre (guitarra), Camilo Flores (bajo) y Rodrigo Marmión (batería). Y estas fueron las palabras de Santiago Martínez y Rodrigo de la Torre:


SR: El nombre de la banda es curioso. ¿Significa algo en especial?

Santiago: Está referido a la onomatopeya de un sonido, y a la hora de elegir un nombre, siempre es como “pufff…” (risas). Una razón del nombre es que es algo muy usado, y la otra, que a mí me parece más importante, no tiene una punta de la música, puede ser cualquier cosa. No es uno de esos nombres que son más categóricos.

Rodrigo: A la gente si no le aclarás que es una banda, no sabe qué es. En un comentario del canal de YouTube nos dijeron que teníamos que poner que éramos una banda de rock, ya que se habían enterado porque habían entrado al canal. Nos dijeron “pueden ser cualquier cosa, una marca de cocinas” (risas).

Santiago: Es un concepto muy amplio. Al principio yo tenía esa idea de que podía ir para cualquier lado, pero después agarró un camino que es concreto, no es tan amplio.

SR: ¿Tienen una propuesta definida de lo que quieren transmitir o es lo que vaya surgiendo?

Santiago: Yo creo que concientemente no, en el sentido de pensar “vamos a decir esto o a transmitir esto”. Las canciones son básicamente como energéticas.

Rodrigo: Como que salen del inconciente y las empezamos a laburar concientemente. Cuando armamos los temas, generalmente, Santi hace una basecita con un poquito de letra y lo presenta, y ahí se empieza a canalizar con la energía de todos.

SR: ¿Las letras son tuyas, Santiago?

Santiago: Sí.

SR: ¿En qué te inspirás?

Santiago: Básicamente son sensaciones, sentimientos, por eso mutan entre ellas. Uno no siempre está igual, o le molestan las mismas cosas. Yo me pongo a hacer una canción y después digo “mirá, habrá sido por esto”. Me dejo ser y no las pienso mucho.

SR: Las letras como que tienen distintos colores, y el sonido es rock. ¿Cómo hacen esa amalgama?

Santiago: No sabemos (risas).

Rodrigo: Es lo que nos sale. Fundamentalmente respetamos que sea rock y que el mensaje sea de parte de lo instrumental y de lo que está diciendo Santiago. Acompañamos mucho la melodía de voz, decorándola más que pisándola. Para nosotros es fundamental lo que está cantando y el mensaje que quiere transmitir.

Santiago: Claro, que la música potencie el mensaje. Para nosotros, lo hemos logrado; estamos contentos como la vamos llevando.

SR: ¿Pueden decir que hay un sonido que los diferencia del resto de las bandas?

Santiago: Sí, no sé si buscado. Cuando buscamos equipos, guitarras o baterías, son instrumentos que son remake, diseños viejos. Capaz que lo particular es que son cosas nuevas pero hechas con ingredientes más viejos, y entonces capaz que tiene algo de vintage. También quizás porque la música que a mí más me gusta viene de ahí.

Rodrigo: No queremos caer en esos lugares comunes de las bandas. No sé si nos sale inconcientemente o por arreglos que hacemos.

SR: ¿Tocaban juntos antes de Pufff?

Santiago: Sí, todos tocamos entre nosotros en distintos proyectos.

Rodrigo: Siempre tuvimos proyectos entre nosotros y con otras personas, y al final quedamos los cuatro.

SR: ¿Los proyectos eran muy distintos al actual?

Santiago: Siempre fue rock, algunos más pesados. El lenguaje y la comunicación entre nosotros se dio rápido porque ya nos conocíamos.

SR: Son una banda relativamente nueva, del 2016. Sin embargo han tenido una producción discográfica abundante: tres discos y este último, Esencia, que sería el cuarto.

Santiago: Ahora estamos trabajando en el próximo, en estudio.

SR: ¿Consideran que hay diferencias entre esos discos?

Santiago: ¡Pah!, totales. Y más que nada, aprendizaje. El primero fue el que tuvo más errores; no sé si en la composición de las canciones, pero sí errores de todo tipo. El sonido no nos representa para nada. Ese disco no lo mezclé yo, lo hizo un amigo que vive en Italia, en Torino. Yo exportaba pistas y él las ensamblaba, e inclusive grababa cosas que no le gustaban como estaban. Todos los sonidos están súper procesados y comprimidos. Tampoco teníamos mucho la idea de cómo queríamos sonar.

Rodrigo: Fuimos haciendo camino al andar. Para cada disco aprovechamos las circunstancias al máximo.

Santiago: Con el disco en vivo queríamos darle la verdadera identidad a esas canciones que estaban grabadas antes y que no nos gustaban tanto como sonaban. Fue como ponernos al día.

Rodrigo: Nos debíamos eso. Cuando escuchábamos el primer EP decíamos “qué bueno sería este tema si lo tocáramos ahora”.

Santiago: Claro, en los ensayos los tocábamos.

Rodrigo: Ahora quedaron súper distintos y como con nuestra identidad. Porque si vos escuchás todos los temas en conjunto, decís que es un disco entero, de ahora.

Santiago: Esa es nuestra verdad, lo otro era como verte al espejo y tener otra cara.

SR: Es que esa es la verdad de la banda, en vivo.

Santiago: Por eso también el nombre Esencia, que viene de ahí.

SR: ¿Cómo surge la idea de grabar y filmar en vivo?

Rodrigo: Una locura.

Santiago: El primero que nos tiró esa idea fue Sebastián Gutiérrez, que es quien nos hace el sonido, que había trabajado en la Camacuá. Hablamos con la gente y agendamos con bastante tiempo.

Rodrigo: Agendamos en marzo, y nos pusimos el propósito de grabar, filmar después, y como la sala tiene una pantalla, hacer una producción audiovisual para cada tema. Teníamos seis meses.

Santiago: Armamos una lista de cómo queríamos que fuera el show. Después fuimos y grabamos el ensayo todo a metrónomo. Esa grabación se la pasamos al iluminador y le dimos indicaciones. Y empezamos a armar las imágenes tema por tema.

Rodrigo: Hicimos un laburo de cooperativa, porque armé una planilla de Excel con todas las tareas que teníamos para hacer cada uno.

Santiago: Las imágenes fue lo que más costó, porque es un lenguaje que es más complicado. Como somos independientes y no tenemos un apoyo externo, no podemos pagarle a alguien que editara. Entonces, Rodrigo se puso las pilas, y bueno, programa, “¿y cómo es esto?”. Al final me metí yo también, y llegamos.

SR: ¿Así que los costos tampoco fueron tan altos?

Rodrigo: Para la filmación tuvimos que contratar una empresa, porque no contábamos con los recursos de cinco cámaras que filmaran en full HD y que lo manejara y editara.

Santiago: Pusimos plata nosotros y especulamos que llegábamos con las entradas. Nos sobró una plata con la que hicimos un asado e invitamos a todos los que trabajaron (risas), y lo que sobró lo distribuimos.

SR: Es posible hacerlo.

Rodrigo: No es posible si no te ponés la meta. Nosotros nos pusimos la meta de hacerlo y lo peleamos. Queríamos tanto hacerlo que, por energía nomás, se te da. Lo que hicimos es impensable, pero laburamos realmente.

Santiago: Y lo que no podés costear lo tenés que pagar en esfuerzo. A mí me encanta mezclar y tampoco podíamos pagar un ingeniero de mezcla. El disco anterior a Temporal fue el primero que mezclé. Y así vamos, siempre redoblando esfuerzos.

SR: E impulsados por los resultados obtenidos.

Rodrigo: Sí, desde que terminamos de tocar a las 11 de la noche hasta ahora, cada vez estamos más contentos. Los que no fueron al show dijeron “pah, qué lastima que no fui”, y los que fueron quedaron súper contentos. Quisimos darle un show a la gente, aparte de ir y tocar simplemente nuestras canciones.

Santiago: Y mostrar que sí se pueden hacer las cosas. Podés hacerlas como las hacen en otros lados, capaz que no a ese nivel o no con ese presupuesto, pero podés hacer las cosas bien. La filosofía es, con lo que hay, hacer lo mejor.

Rodrigo: Esencia fue hecho en las mejores condiciones que teníamos, con toda la energía que le pusimos al toque. En el sonido del disco quedó reflejado todo eso.

SR: Aparte de nítido y claro, es muy fresco.

Santiago: Yo no le agregué nada a eso, compresión y ecualización.

Rodrigo: Eso se escuchó en la Camacuá.

SR: Esto demuestra profesionalismo en la banda.

Rodrigo: Tratamos de ser profesionales al máximo.

SR: ¿Cuál es la meta final, si es que hay una?

Rodrigo: Para mí, la meta es sentirme bien con lo que estoy haciendo y dejar todo. No pensamos en el Antel Arena, pensamos en sentirnos bien. Igual a veces fantaseás con una utopía: si mañana me llaman y me dicen “tomá, tenés 10 mil dólares, quedate en un hotel y vengan a tocar a tal lugar”… esa utopía siempre está, pero no es lo que perseguimos.

SR: Y ahora que están allá arriba, ¿cómo sigue esta historia?

Santiago: El próximo disco, porque ahora no podemos hacer un disco de medio pelo (risas), nos gustaría que tuviera 10 temas, ya hay material para eso. El concepto es de disco, o sea que puede pasar que cuando los grabemos y ordenemos, digamos que alguno no va. Por más que esté bueno el tema, si no entra en el concepto, veremos. Venimos muy contentos con lo que estamos grabando.

SR: ¿Repetirían la experiencia de Esencia?

Rodrigo: La repetiríamos, sí. Ahora estamos en un momento en que tenemos un montón de trabajo más, porque vamos a hacer un disco nuevo, que en su momento estábamos solamente enfocados a tocar en Camacuá. En este momento, si quisiéramos hacerlo, no podríamos.

Santiago: Nos gustó y dijimos que teníamos que venir una vez por año.

Rodrigo: Ya reservamos.

Santiago: Lo que sí es que capaz que grabamos audio, eso sí. Pero no sé si filmarlo todo, porque a un año de Esencia filmar temas que ya están, no da. Y tampoco tenemos la trayectoria como para tocar este año y que no haya ninguno de esos temas. Hay temas que tenemos que seguir trillándolos.

SR: ¿Piensan cruzar el charco?

Santiago: Nos encantaría, pero no tenemos clara la estrategia. Primero hay que llegar con la música. Está la idea de armar un set acústico muy minimalista para poder tocar en las radios y hacer prensa, y ahí testeás, olfateás.

Rodrigo: Capaz que grabamos este disco tranquilos, y después que lo editemos apuntamos a ponernos el foco en eso.

SR: Tienen tiempo, la banda es bastante nueva.

Santiago: En junio vamos a cumplir cuatro años.

SR: Y en un panorama donde hay muchísimas bandas.

Rodrigo: Nosotros tocamos poco en estos cuatro años, pero siempre que lo hicimos quisimos como marcar algo.

Santiago: Mejorar el espectáculo.

Rodrigo: Porque sino, no te diferenciás más. Si vas a tocar como cualquier banda, sos una banda más.

SR: Pero hay que tocar, marcar presencia.

Rodrigo: Sí. Igual estamos eligiendo mucho. Por todo el tema del mensaje, porque hay lugares que no tienen todas las condiciones.

Santiago: La idea nuestra es hacer lo del lenguaje. Hay pila de lugares que no van a tener pantalla, entonces estamos buscando la forma de suplantarlo, capaz que con teles o monitores, porque para nosotros ese mensaje visual también es importante. Consideramos que el que va a ver, va a ver un todo, y es un estilo visual en el que nosotros estamos mandando con una línea, un mensaje. Queremos poder tener la infraestructura como para adaptarnos a distintos lugares.

SR: Eso es algo en que se diferencian de otras bandas.

Rodrigo: Ese es el punto, es lo que buscamos. No por diferenciarnos de otras bandas sino por transmitir nuestro mensaje de la mejor forma y por el respeto al público.

SR: ¿Participarían de un espectáculo más grande con otras bandas?

Santiago: Sí, eso sí. Pero ahí no sería como nuestro espectáculo.

Rodrigo: Sí, para aprovechar la oportunidad.

Rodrigo: Inclusive abrir para bandas más grandes es algo que no se puede desperdiciar.

SR: ¿Quién más integra el equipo de la banda?

Santiago: Sebastián Gutiérrez, que es el sonidista, Pablo Centurión, que nos ayuda con las imágenes en la compu, Maxi Echenique y Paola Ferreira, que nos dan una mano con la fotos y un amigo que nos dio una mano con las entradas en la Camacuá.

Rodrigo: Gente que se comprometió de verdad.

Winston Estévez y Ariel Scarpa

Enlaces de la banda: