Fantastic Negrito en La Trastienda

Montevideo se dio el gusto y el lujo de poder poner sobre un escenario a Xavier Amin Dphrepaulezz, alias Fantastic Negrito. Casualmente tomó notoriedad en los últimos días al hacerse acreedor al Grammy al mejor álbum de blues contemporáneo por su trabajo Please Don’t Be Dead, una categoría que se queda corta para definir lo que es ese disco.

La historia del artista es por demás interesante, pero no voy a entrar en esos detalles ahora. Les sugiero visiten su página web https://fantasticnegrito.com/ que está llena de información.

La noche primaveral de este otoño parecía complementar la fiesta que daría inicio a las 21.10 horas, introduciéndonos en un lapso del espacio – tiempo en el que íbamos a ser partícipes de un show altamente disfrutable. Si bien el público en su mayoría mayormente era mayor (¿se entendió?), Negrito supo hacernos creer a todos que estaba sobre el escenario sólo para cada uno de nosotros.

Con un dominio absoluto de su cuerpo y alma, de la escena, de su banda y por consiguiente, de su música, hizo lo que quiso. Y lo hizo perfectamente bien. Manejando en la medida justa todos los climas que iba proponiendo, transmitiendo ese disfrute y esa garra que son componentes esenciales del género que cultiva.

Se metió a todo el público en el bolsillo desde el primer tema, y los aplausos duraron siempre mucho al final de cada canción. Acompañado de una banda de puta madre, como no podía ser de otra manera, hizo más que música, hizo arte como sólo los negros lo saben hacer.

Dos/tres guitarras, teclados y batería fueron suficientes para sonar excelente en todos los aspectos, sutilmente o volándonos los pelos cuando era necesario. Un despliegue vocal exuberante, una puesta en escena clásica sin ningún tipo de excesos: un deleite para los oídos, ojos y almas, al presenciar la total entrega que se nos regaló. Una lección de cómo sonar sutil o desgarrador, introspectivo o demoledor.

A los que no pudieron disfrutar de este espectáculo sólo puedo decirles que lamento no encontrar las palabras para poder dimensionarlo, como pasa muchas veces, pero en este caso de manera superlativa.

Ariel Scarpa

VIDEOS

 

GALERÍA