La Triple Nelson – Seguir Mejor (2004)

El segundo trabajo discográfico de La Triple Nelson iba a sacudir a los desprevenidos del momento que aún no se habían enterado de la existencia de la banda. Un disco excelente, con cuidados detalles que lo destacaban como un trabajo profesional.

El grupo ya había editado de forma independiente Buceo, su primer cd. Seguir Mejor iba a marcar cierta distancia con respecto a aquél, pero manteniendo la línea que la banda había esbozado. Este nuevo cd fue grabado en los estudios ION de Buenos Aires en enero de 2004, y fue editado por Barca Discos. Estaba compuesto por 13 temas, cuatro de los cuales ya habían sido grabados en Buceo. La presentación del disco era impecable, con una “caja” de cartón con un muy representativo dibujo en la tapa y un cuidado interior que presentaba un librillo a color con todas las letras y varias fotos, además de todos los detalles referidos a la grabación.

En lo personal, llegué a La Triple Nelson por una recomendación de Gabriel Cáceres, un bajista amigo con el que compartimos banda por esas épocas. Ya en ese entonces destacaba lo compacto y profesional del grupo, con la excelencia de Christian Cary que brillaba sobre la sólida y efectiva base de Paco Pintos y Mape Bossio. Seguir Mejor tuvo la virtud de poder recoger lo que la banda era en vivo, y eso ya de por sí era un mérito muy grande.

contratapaa

“Fuera” arranca con toda la fuerza, demostrando que esto iba a ser un disco de rock, sonando contundente. Un ritmo desacomodante e impecablemente ejecutado (complementado con una muy buena técnica) sirve de base, junto a un bajo preciso, para el despliegue espectacular de la guitarra, creando variados climas. Y la voz, marcando también desde el inicio el camino a recorrer a lo largo del disco.

“Descansar” es otro temazo, para escuchar y escuchar. Quince años después de su grabación sigue sonando tan bien que siempre es un placer reproducirlo. Y la letra: “Espero que los sueños no agonicen, espero ver un poco más allá”, “Siendo un poco loco no podés pensar como pensarían todos los demás”.

“Americano” baja un poco las revoluciones para que podamos apreciar otras virtudes, así como los cambios de climas y otros colores musicales.

“Sin tu ángel” era uno de los temas que aparecía en Buceo, donde era más funk y blues. Aquí se presenta a menor velocidad, pero con más fuerza no sólo en la música, sino que en la letra también: aunque es la misma, tiene mucho más peso de la manera en que es cantada y por el marco musical. Es difícil determinar qué es más disfrutable, si la letra, la interpretación, lo musical en su conjunto o las individualidades. El final… impecable.

“Llego a casa” otro tema presentado en Buceo. En ambos discos es un blues clásico, infaltable, fundamentalmente para el lucimiento de la guitarra de Cary. La batería es quizás lo más diferente por razones obvias: en la primer versión toca Ruben Ottonello (de hecho lo hace en todo Buceo) y en ésta, Mape Bossio. También hay un cuidado trabajo vocal complementado con coros.

“Tu sonrisa” es uno de los reggaes del disco, donde se permiten mostrar algunos otros hilos interesantes, evitando la peligrosa monotonía del ritmo, evidenciando la versatilidad de la banda y la impecable ejecución.

interiora

“Despierta” es una muy linda sorpresa en este disco de rock, donde al inicio del mismo parecen asomar algunas otras influencias que enriquecen la propuesta del trabajo discográfico. La instrumentación luego gradualmente lo acerca nuevamente al sonido de la banda.

“Selva” también amplía los sonidos que deciden explorar en el disco, continuando con la secuencia de una propuesta más calma que al principio, aunque también sabe explotar en rock sin salirse demasiado del planteamiento del tema.

“Seguir mejor” vuelve al inicio, con un ritmo marcado y la guitarra muy presente. Este tema, que da nombre al disco, tiene otros aportes rockeros que siguen nutriendo la propuesta. Y además es otro muy buen tema.

“Billete” suena bastante parecida en Buceo y en esta placa, aunque esta versión tiene más cuerpo. Está muy bien logrado en todo su conjunto, y quizás era un buen ejemplo que esbozaba algunas particularidades que el grupo iba a explotar en el futuro, transformándose en un sello identificatorio. Impecable en todos los sentidos, una pieza notable.

“Llorando te besé” parece mostrar la influencia de Stevie Ray Vaughan en el mejor de los sentidos, quizás al igual que en algunos otros pasajes de otros temas. Pero acá se hace más patente. Nuevamente muy interesante todo el tema, destacando (otra vez) la guitarra.

“No cambia más” es el último tema que Seguir Mejor comparte con Buceo. Antes era rock, y ahora se torna reggae, para volver a transitar por esos caminos jamaiquinos.

“Minha cabeça” cierra el disco, arrancando con una guitarra ronca, explotando a los pocos segundos en una muestra de lo que banda sabe hacer mejor, guiño a Day Tripper incluido.

Este disco marcaría un nuevo inicio que los llevaría por el exitoso camino que la banda ha transitado. Su sello musical inconfundible, la excelencia instrumental, la profesionalidad de la banda toda y lo elaborado de la propuesta, ya se manifestaban en esta placa, que se puede decir sin temor a equivocarse, que goza de perfecta actualidad.

Ariel Scarpa