Memorias: Alvacast e Inquisición

ALVACAST

Siendo éste el cuarto capítulo de las memorias de Sólo Rock y viendo los nombres de los grupos entrevistados hasta este momento, nos damos cuenta de lo privilegiados que fuimos al haber vivido esos años del rock nacional a la salida de la dictadura. Bandas que hoy son míticas, reverenciadas por camadas de músicos más jóvenes que no tuvieron la oportunidad de verlos en vivo y experimentar el entorno de esos toques, pero que de varias maneras han recibido su legado y han sabido apreciarlo y, de alguna forma, continuar el camino.

Alvacast venía sonando mucho a principios de 1988, que fue cuando se editó nuestro número 7 con el reportaje. En esos días, se realizó un festival de metal en el Club Colón donde se iban a presentar Alvacast, Cross, Graf Spee y Ángel 101, según datos aportados por Pablo Melogno y que a nosotros nos sería imposible recordar. La excusa para la falta de memoria, aparte del tiempo transcurrido, es simplemente que fueron muchísimos toques (por suerte) a los que pudimos concurrir en aquellos años y es imposible retener los datos de todos.

Ese espectáculo en particular lo recuerdo como una fiesta a puro metal. Ya teníamos varios conocidos entre el público, algunos integrantes a su vez de otras bandas, lo que nos permitía disfrutar de todo el entorno de conciertos de rock de otra manera. El batero de Alvacast, Jorge Villar, tenía la mano recientemente enyesada y les complicó el toque ese día. Nosotros aprovechamos a concretar un nuevo rockportaje central, que realizaríamos unos días después nuevamente en “la redacción” de la revista, y que contó con la participación de Charly y de Bhilo.

Nos encontramos con dos tipos de la planta, dispuestos a contestar todas nuestras preguntas. Casualmente, hace muy poco, pude entrevistar a Charly nuevamente para Sólo Rock, gracias al contacto de Lucía Conforte. Cosas de la vida y de sus actores. Este acercamiento a Alvacast nos pondría en el radar de Claudio Picerno, su manager, el cual nos mantendría siempre al tanto de todas las novedades de la banda. Claudio también nos tuvo en cuenta para los toques del grupo, preocupándose de que estuviéramos en los lugares clave, poniendo el nombre de Sólo Rock sobre la mesa aún cuando organizadores de espectáculos masivos nos ignoraban olímpicamente.

 

INQUISICIÓN

A esta banda, considerada el embrión de La Trampa, tuvimos oportunidad de verla en su debut en el espectáculo realizado en la Facultad de Arquitectura, del cual ya hablé en otros artículos como éste. Ahí mismo los contactamos y pactamos el rockportaje.

Era la primera vez que contábamos con todos los integrantes de un grupo para una entrevista. En aquellos días nos parecía importante que estuviera la mayor cantidad de componentes de cada grupo, para obtener el espectro de opiniones más amplio posible. Queríamos registrar todo. Releyendo los rockportajes de aquella época, a través de nuestras preguntas, vemos que se traslucía cuáles eran los problemas y preocupaciones del momento, los cuales contrastan con los de la actualidad. Obviamente son dos situaciones distintas con realidades diferentes. De cualquier manera, lo importante fue el registro que quedó de músicos incipientes que hoy tienen roles actuales, activos y a veces destacados.

Para el caso de Inquisición, y sin que ninguno de ellos ni de nosotros pudiera siquiera imaginarlo, estábamos ante la semilla de La Trampa, en un comienzo que ya era destacado por lo diferente y por lo bien que sonaba Inquisición ya en sus inicios. Si bien no tuvimos contacto con ninguno de ellos luego de la entrevista, recuerdo que nos quedamos con una muy buena impresión de los cuatro integrantes. Para cuando La Trampa comenzó, Sólo Rock había cerrado su primera etapa. Nos quedamos con el hecho destacado de que, seguramente, fue la única entrevista realizada a la banda que quedó registrada.

Ariel Scarpa