El Regreso de Crepar

EL REGRESO DE CREPAR

Entrevista con Gabriel Soria y Federico García

CREPAR es una banda de Heavy Metal-Hard Rock surgida en 1998, que ha variado en su integración, siendo actualmente Gabriel Soria (voz), Pablo Marichal (guitarra) Federico García (bajo) y Santiago Monteverdi (batería).

En estos 20 años han editado 3 discos:

2002 “Hasta Morir” en forma independiente

2005 “Sedientos de Poder” por el sello BJ, nominado a los Premios Graffiti

2013 “Esencia” también en forma independiente, que ganó el premio Graffiti a mejor álbum de Hard Rock y Heavy Metal.

Su último tema “Fuego” está disponible en Spotify y YouTube.

Han tocado con bandas internacionales en Uruguay y Argentina, como ser Hammer Fall, Exodus, Helloween, Stratovarius, Rata Blanca, Almafuerte y Lörihen.

El próximo 24 de noviembre, 23:30 hs, se presentan en ROXX, marcando el regreso fuerte de una de las bandas más tradicionales del Metal Uruguayo.

SRU – Crepar es una banda que ya tiene 20 años de trayectoria. No sé si se consideran under, pero no entrarían dentro de lo que es la movida under, o quizás sí por el género.

GS – Creo por el género somos under de por sí. Salvando la excepción de Reytoro o Pecho, que son bandas más despegaditas, hay gran diferencia. Después, todas las bandas estamos un poco under, me refiero a la cantidad de personas que asisten a los toques, a la movida del estilo, comercialmente.

FG – Del tipo de lugares donde tocás también.

SRU – ¿Nos cuentan de la evolución de la propuesta, de lo que ven que fue Crepar y lo que es hoy por hoy?

FG – Crepar creo que se termina de cerrar cuando entra Gaby, quedó la formación con Tato, Gaby, Pablo y yo…

GS – En 2001. Yo entré a la banda y me dijeron: “hay que grabar el disco Hasta Morir”.

FG – Tranquilo, andá a grabar.

GS – 2 ó 3 temas, nunca había cantado en ningún lado, tenés que componer.

FG – Estaba Laio todavía, éramos 2 violas; después se fue. Y ahí fue más o menos cuando arrancó la movida. Creo que cuando empezamos, puntualmente en Hasta Morir en 2002, éramos más guachos. La influencia era todo heavy metal, lo más extremo todavía, y  apuntábamos a eso. La evolución fue yendo más hacia un hard rock, incluso todos con gustos bien diferentes.

GS – Siempre la idea de la parte compositiva y en el camino de la banda, fuimos una cooperativa, de alguna manera. A veces pasa que hay un guitarrista o alguien que compone, y generalmente el hilo conductor de la banda va por el lado de él. Acá siempre fue que todos aportamos.

SRU – ¿Componen todos?

GS – Sí, generalmente sí.

FG – En general, muchas veces viene Pablo con un riff…

GS – Siempre alguien trae un hilo de algo, yo tengo una melodía, o Fede tiene algún intro de bajo, más o menos ahí empieza a salir.

FG – Igual si venís con una idea muchas veces te la hacen mierda en dos minutos y es otra cosa.

GS – Totalmente. Pero es bastante cooperativa la banda en ese sentido. En 2005 sale Sedientos de Poder, más hardrockero. Ese disco pegó.  Lo sacamos con la gente de BJ, con el sello Banda Joven. Lo grabamos en BJ de Soriano, abajo había un estudio. Con el tiempo nos fue cambiando las cabezas musicales de cada uno. Vas escuchando diferentes cosas, vas madurando pila de cosas. Yo de por sí recontra bajé mi registro de gritar todo el tiempo agudo. Si bien es un sello y es lo que me gusta, es por donde voy, no me mueve tanto. Todos hemos cambiado.

FG – Lo que pasa es que cuando sos más guacho siempre tratás de meter todo, mil arreglos, mil cosas y después cuando vas creciendo te das cuenta que en realidad…

GS – Menos es más.

FG – Sí. Muchas veces menos es más y de repente si un tema viene con una base con una línea de abajo super plana, tiene que ser eso, no agregarle mucho color. Como él bajó el registro todos empezamos a bajar y a tratar de sumar a la canción. En el Sedientos de Poder no sé cuántas guitarras se grabaron, era un solo guitarrista ¡y había temas con 8 violas!

SRU – Te escuchás ahora y no tiene nada que ver con el principio.

GS – También otra de las cosas por qué uno se puede considerar under: grabar algo acá lleva mucho tiempo. Fijate la diferencia de años entre los discos. Se pueden hacer muchas cosas pero tampoco hay una infraestructura económica para mantenerlas. Generalmente es todo muy a pulmón, a huevo. Entonces se nota la diferencia entre los discos, a nivel compositivo y cabeza de la banda.

SRU – Pero a la vez si no grabás, te perdés, por más que vayas y cantes…

GS – Lo que quedan son las grabaciones.

FG – Te perdés y se pierden los temas, si no los grabás. A la larga demoraste un tema que venís haciendo hace tiempo y fue, quedó ahí, en la nada.

SRU – ¿Y el último disco de 2013 se parece más a lo que son ahora?

FG – Se parece más, igual ya mutamos… En ese disco volvimos a tener dos violas, con Federico Savasti y volvimos a ser una viola ahora, la evolución nunca termina. De ese disco, creo que si hacemos un show en vivo tocamos tres temas.

GS – Tres, cuatro temas, sí.

SRU – Con esos discos también tuvieron premios, estuvieron nominados.

GS – Con el Sedientos de Poder estuvimos nominados al Graffiti del 2005 y no lo ganamos. Con el Esencia sí lo ganamos, por el 2014.

FG – El disco fue 2013 y el Graffiti 2014.

SRU – ¿Cómo llega una banda del under (que por el género propio es del under) a funcionar en la interna en esta cooperativa? ¿Cómo se mantiene la afinidad y el trabajo colectivo? Y a la vez, ¿cómo se logran las propuestas de dónde tocar? ¿Eso lo hacen todo uds.?, ¿tienen alguien que les dé una mano?

GS – Lo mismo que me decías de la página, que cada uno tiene su labor independientemente, en la banda también. Cuando estaba Tato, era un gran promotor de la movida de conseguir toques. Eso después quedó en manos nuestras.

FG – Tomaste vos un poco más la bandera.

GS – Tomé yo un poco más las riendas en eso, más en la producción de shows, porque tenés más afinidad en hacerlo. Ha pintado oportunidad de tocar con tremendas bandas.

FG – El primero grande fue con Hammer Fall. El show más lindo que recuerdo fue con Rata Blanca en el Teatro de Verano, que estuvo re bien. También tocamos con Helloween, con Stratovarius.

GS – Con Exodus…

FG – Sonata Ártica.

GS – Con Almafuerte, O’Connor, Horcas, todos los argentinos.

SRU – ¿Todo eso en Argentina?

GS – No, acá.

FG – En Argentina tocamos con Lörihen, con otras bandas.

SRU – ¿Y cómo lograron esos contactos?

GS – Relacionando todo; independientemente nosotros en su momento hicimos un poco de ruido, figuramos un poco más, y somos una banda que, por ahí no tenemos la edad de los Herrumbre, pero hace rato que estamos.

SRU – Sí, 20 años.

GS – Y el estar, la insistencia, el conocer gente, el estar en la movida… Uruguay tiene esa magia, que vas y te encontrás con un conocido y terminás solucionando un problema. Conoces pila de gente de los toques, pila de productores y termina pintando. La banda en un momento hizo ruido, en 2005 después del Sedientos de Poder, no sé cuántas veces tocamos sin parar, con todos los que venían tocábamos, estábamos en todos.

SRU – Por eso de vincularse con la gente y también por el disco. Mostrar el producto de uds.

GS – Obvio, es un poco de todo. No dejo de lado ser el nombre Crepar acá, a nivel Metal. Es una de las bandas que hace rato que está y son conocidas también.

SRU – ¿Cómo ven uds. la escena del metal o del hard rock acá en éste momento, 2018? El rock nacional tuvo una época de auge, luego bajó cuando también bajamos nosotros, volvió a resurgir. Ahora se ha concentrado en lugares más chicos, quizá.

FG – Creo que cuando pintó esa ola del rock a lo que es la escena del metal, de costado le pegó recontra bien.

GS – Nosotros le sacamos jugo a eso también.

FG – Claro que sí. Cuando bajó, obviamente bajó para todos y es complicado que vaya mucha gente a las salas. Pero en cuanto a las bandas en sí, siempre siguen surgiendo bandas que están buenísimas en el género, es increíble eso. Aparecen guachos de la nada con terribles bandas, sigue como super activo todo.

GS – Igual, en su momento, también se profesionalizó todo, después del 2004. Apareció gente que trabaja alrededor, iluminadores, fotógrafos, medios de comunicación también. Fue una movida genérica, todos aprendimos de todos. En su momento cuando el rock desapareció, las bandas quedaron tratando de seguir ese profesionalismo. A veces la gente no respondía, entonces se generaban toques en lugares grandes con poca gente, eso son heridas de muerte. Recién ahora las bandas están entendiendo y haciendo por el sentimiento de verdad, y no por tratar de ser la banda mega-pro.

SRU – Hay bandas que están apuntando a eso, a masterizar afuera, a tener cierto equipo alrededor.

GS – Sí, pero pasaba en un momento que había bandas que hasta pagaban para telonear bandas, y no tenían nada grabado. Entonces, son cosas que están como mal en el orden.

FG – Estás invirtiendo en el lugar equivocado, eso queda en la nada. Porque te sacás el gusto de tocar con X artista que vos soñás, pero a la larga queda en la nada. Capaz que está tu video en You Tube tocando pero…

GS – Totalmente. Pero la veo bien, un poco más recuperada y con más sentimiento a la escena. Como más true, como era antes, cuando arrancamos nosotros y no existían los locales como ahora, y tenías que alquilar un pool o lo que sea y armar el escenario con cajones…

FG – Arrancabas a las 5 de la tarde y terminabas a las 6 de la mañana cargando cosas.

GS – Era uno que hacía todo. Y eso está buenísimo porque es el verdadero sentimiento de aprender desde abajo a lucharla y empezar a darle valor a las cosas.

SRU – Hoy un poco la problemática que tienen las bandas del under en general es tener que pagar o vender las entradas para poder llegar a cubrir los costos.

FG – Sí, obvio.

GS – Pero también organizás hoy un local y estás viendo, porque pagás sonidista, iluminador, todo.

FG – Tenés que llegar a las entradas, y si no llegás, quedaste adentro y bueno, a seguir metiéndole.

SRU – ¿Y para los 20 años de Crepar va a haber algo en especial?

FG – No, ya este año no creo.

GS – Es que cuando arrancó la charla diciendo 20 años, dije “pa, 20 años, no me había dado cuenta”. Yo como entré en 2001 no me importa, para mí va a ser en 21.

FG – Este año se dio una particularidad, estuvimos un poco quietos, nos tomamos una distancia puntualmente de la banda, porque el contacto y la amistad entre todos se mantuvo. Pero nos tomamos un pequeño respiro. Justamente por lo que decía Gaby, por gustos distintos o por ideas distintas se generan cosas. No se separa la banda, simplemente nos tomamos una pequeña pausa para poder todos bajar. Porque es prácticamente como un matrimonio. Ya estábamos durmiendo uno en la cama y el otro en el sillón.

GS – De hecho es el primer ensayo que hacemos en el año. Me dio un abrazo y le digo “es la primera vez en el año que te veo así, yendo a ensayar con Crepar”.

FG – Es una noche linda, pero tomamos esa decisión porque si no termina siendo una cagada, terminás peleado o por lo menos la banda separada. Entonces de esa manera fue, respiramos, recuperamos el matrimonio y hoy estamos en eso, volviendo. Decidimos hacer una fechita a fin de año que es ésta.

GS – El año pasado tocamos abundante, con Once Tiros, abrimos a la H, tocamos en Rock en el Museo, la primera edición que estuvo buenísimo. Ahí estuvo Reytoro, Pecho, Cuchilla y Herrumbre. La idea en relación con lo que decía Fede, es hacer un Roxx que es un lugar muy descontracturado, vamos con la cabeza de hacer un show abierto. Para nosotros, para volver a enamorarnos.

FG – Para volver a dormir juntos.

GS – ¡Viste que románticos son los metaleros! Justamente es el boliche de mi hermano, es muy descontracturado, muy familiar. Entonces vamos para ahí a tirar todo por la ventana. Aparte nos estaban agitando ya, “a ver cuándo tocan”, hacía rato ya.

SRU – ¿Y ahí que llevan? ¿Temas de los discos de uds? ¿Temas que están haciendo ahora?

GS – Tenemos el set, vamos a hacer un popurrí de todos los discos y tirar algo nuevo también.

FG – Dentro de este año que estuvimos durmiendo separados digamos, subimos incluso un tema nuevo también.

SRU – “Fuego”, que lo tocaron en BJ.

GS – Tenemos un poco más para subir ahora.

FG – Exacto, eso quedó grabado, lo tocamos dos o tres veces. En la Sala del Museo lo tocamos. Eso había quedado grabado bien, está buenísimo el tema, se suena todo. Dijimos “vamos a dejar esto ahí”. Decidimos compartirlo con todos para que también lo tengan.

SRU – ¿Propuestas por delante? ¿Proyectos para grabar tienen ahora? ¿Se van a seguir juntando?

GS – Sí, nos estamos juntando también en lo del batero y él es sonidista, tiene como un estudio con la computadora. Estamos laburando ahí internamente, nos hemos juntado también. Todo lo que hablamos es a la exposición de Crepar como cartel. La idea es empezar unos temas nuevos y por ahí sacar un EP o sacar temas y subir a Spotify. La movida va todo por ahí o You Tube, sacar un video. Estamos investigando el rumbo a seguir musicalmente. Hemos compuesto de todo un poco. Estamos mucho más pesados que en Esencia, es una viola sola, viene tirando mucho más metal que en Esencia. Son tantos años que te lleva a tratar de perfeccionar lo más posible, para quedar super contentos con el producto y no sacar cosas apuradas.

FG – Y que nos guste a los cuatro, que a veces no es fácil.

SRU – ¿Se han planteado proyectos para afuera? ¿Mandar ese material o poder tocar afuera?

GS – Hemos ido a tocar a Argentina, pero nunca fuimos una banda de preocuparnos por pegar afuera. Yo en mi caso soy muy defensor del español. Acá hay bandas que tocan en inglés y esperan mandar directamente para moverla en Europa o donde sea. Yo soy muy Uruguay, enfoco mis energías acá, al país.

FG – En Spotify a veces entro, “¿cómo llegaste acá?”, te muestra esas cosas y decís “tá me escuchó alguien en Noruega”.

GS – Igualmente con Crepar también participamos de tributos, salimos editados en México con tributo a Kraken, en Colombia. Sonamos en diferentes países, pero capaz que nos centramos un poco más a la movida uruguaya.

SRU – ¿Hacen covers uds. en los toques o no?

FG – Ahora hace tiempo que no hacemos, pero hemos hecho miles.

GS – Yo no tengo ningún pre concepto con el cover, si nos gusta lo hacemos. Hemos tocado WASP, Maiden, Ozzy, Megadeth, covers de todo tipo. En un momento Perry Mason era parte de todos los shows.

FG – Hubo una época en que Perry Mason estuvo durante dos años incorporado al show.

GS – En el caso del de Kraken, a nosotros nos dieron un tema. Kraken es una banda colombiana, como si fuese el Rata Blanca de Colombia, súper famoso allá. Nos dieron un tema para hacer el tributo, que es como si fuese “Mujer Amante”, tan conocido y era una balada super baja. Nosotros hicimos una movida mucho más pesadita y más activa. Y ese tema fue nuestra versión y quedó parte de nuestro set list durante pila de tiempo. Hicimos mierda el tema.

FG – Nada que ver, pero le gustó a la gente.

SRU – Es un poco descontracturado lo que van a presentar en sí, temas de uds. y si se les ocurre alguna otra cosa. ¿Hablamos del 24, de lo que van a presentar, cómo se obtienen las entradas, la hora?

GS – Roxx es un lugar chico. Las entradas están a partir de este viernes, en Roxx mismo las van a vender, no vamos a sacar ninguna preventa. La única forma de conseguir entrada anticipada es ahí, y si no el día del show, ir temprano. Yo creo que se va a re poner porque no tocamos en todo el año y va a ir bastante gente.

FG – Es un lugar chico además, es Roxx.

GS – Les llevó un proceso poder acondicionarlo para eso y está sonando buenísimo, está tocando todo el mundo. Hay como una magia ahí, esa magia del under y volvernos a encontrar, los toques descontracturados y nos gusta la birra y el heavy metal. Roxx está abriendo jueves, viernes y sábado, a partir de las 11 hasta el otro día.

FG – Hasta que amanezca o un poco más.

SRU – Se están presentando el 24 a partir de las 23:30.

GS – Exactamente. Vamos solos; justamente pensamos si tocábamos con alguien más y dijimos “vamos solos”, justamente por esto de estar descontracturados. Vamos a ir a tocar, si piden temas vamos a seguir tocando.

Marina Dondi