Riki Musso en Solitario Juan

Fría noche la de este jueves, pero en Solitario Juan la cosa se templó. Riki con su diferente propuesta se presentó en el ajustado escenario del boliche. Un set de canciones compacto donde se mezclaron composiciones suyas de esta época y de su vida anterior.

Adjetivos, a ver… original, creativo, divertido; los que aplican siempre al menor de los Musso. Pero por sobre todas las cosas, honesto, una palabrita bastante importante en la escena musical. Habiendo sido integrante de una banda famosa, su honestidad lo ubica actualmente en una banda emergente. Principal protagonista obvio de la propuesta, Riki se erige en el escenario tal cual como él es. Y la gente lo disfruta, lo apoya y lo disfruta, lo aplaude y lo disfruta, lo acompaña y lo disfruta. Esa es otra definición que aplica a los shows de Riki: disfrutables. Verlo es presenciar aquel desparpajo que caracterizaba al Cuarteto de Nos, pero que ahora en su propuesta casi solista, queda totalmente expuesto. En otras palabras ya dichas varias veces pero no menos ciertas por esa razón, él posee gran parte de la esencia del Cuarteto, porque hoy él es aquel Cuarteto.

A Riki hay que conocerlo o agarrarle la onda, sino no hay enganche. Como con otras recetas de éxito, el producto se ve beneficiado por el conjunto de elementos que lo componen. No se pueden tomar por separado.

Alrededor de 60 personas pudimos verlo a pocos metros de distancia, en un lugar apretado pero que sonó muy bien. En una noche no muy fácil (partido de fútbol de Uruguay, frío y un día de trabajo) el apoyo incondicional de los presentes tuvo su ida y vuelta, como siempre, con el artista y sus músicos sobre el escenario arrinconado. ¿Faltaron temas? Por supuesto, siempre faltan. Hubo varios de su época anterior y otros de su carrera actual. Un cierre redondo con Pájaro Batman y Ya Te Vas a Mejorar (tragedia psicosomática, como decía en el cd) en una noche completa.

Show corto, conciso, pero bien logrado. Un músico con una propuesta diferente y divertida, donde todos los componentes trabajan de forma pareja para lograr el producto final. Un personaje único al que vale la pena acercarse.

Ariel Scarpa